Municipal

Las obras de reurbanización de la plaza de Capuchinos y el Bailío empezarán en septiembre

  • El presupuesto asciende a unos 100.000 euros y el plazo de ejecución es entre dos y tres meses

Marián Aguilar junto a Salvador Fuentes Marián Aguilar junto a Salvador Fuentes

Marián Aguilar junto a Salvador Fuentes / El Día

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, Salvador Fuentes, y la edil de Casco Histórico, Marián Aguilar, han informado este miércoles de que en septiembre u octubre se prevé iniciar las obras de reforma de la Plaza de Capuchinos y la Cuesta del Bailío, con un presupuesto que asciende a unos 100.000 euros y un plazo de ejecución de entre dos y tres meses.

En declaraciones a los periodistas, Aguilar ha destacado que "la actuación mejora la conservación de este lugar tan emblemático de la ciudad" al ser "uno de los rincones más visitados y fotografiados", a lo que ha añadido que "se va a dar una imagen de limpieza y conservación de la plaza", donde "no se va a introducir ningún elemento nuevo", ha aclarado.

Mientras, Fuentes ha agradecido la labor que realizó la exedil Laura Ruiz sobre este proyecto en un espacio conjunto "con una relevancia patrimonial incalculable", al tiempo que ha señalado que "son obras ordinarias de mantenimiento del espacio público y catalogado y para conservar y restaurar lo que está deteriorado".

Al respecto, el Ayuntamiento cuenta con el informe favorable emitido por la Comisión de Patrimonio, según informó recientemente la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta en la provincia, Cristina Casanueva.

Junto al proyecto de la plaza, la Comisión tramitó los proyectos para la urbanización de la Cuesta del Bailío y para la eliminación del cableado por fachada en el entorno del Cristo de los Faroles, configurando entre los tres una actuación en el espacio urbano Plaza de Capuchinos-Cuesta del Bailío.

La Plaza de Capuchinos forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba, es Bien de Interés Cultural (BIC) y se inscribe en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. Asimismo, está incluida en los entornos de protección de la Casa del Bailío y de la Iglesia de los Dolores-Hospital de San Jacinto, bienes de interés cultural, y es espacio catalogado en el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba.

La Plaza de Capuchinos, que se incluyó en la protección del conjunto histórico del año 1929 a pesar de estar dentro del cuadrante noroccidental de la ciudad, es un espacio unitario caracterizado por su direccionalidad, potenciada con el doble fondo perspectivo de la Iglesia de Capuchinos y del Cristo de los Faroles, erigido en 1794.

Todo el perímetro de la plaza tiene losas de granito con empedrado en el interior. Constituye uno de los espacios más excepcionales del paisaje urbano cordobés, por su conformación y la austeridad de su tratamiento formal. El entorno -sobre todo al norte y oeste- presenta un alto grado de renovación.

El proyecto

El proyecto prevé la intervención del espacio urbano de la Plaza de Capuchinos, con superficie aproximada de 957,89 metros cuadrados, con la pavimentación de empedrado con bandas perimetrales de losas de granito rosa y gris. El monumento del Cristo de los Faroles tiene también encintado de losas de granito, a la vez que el empedrado se dispone con maestras en la dirección que conduce las aguas a sumideros ejecutados con losas de granito.

En las actuaciones se prevé la limpieza de fachadas con chorro de agua a presión, limpieza de cerrajería de fachadas y monumento del Cristo de los Faroles con decapantes; la reposición del pavimento afectado por la apertura de zanjas para el soterramiento del cableado mediante empedrado y losas de granito sobre capa de mortero, y pintura de fachadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios