Córdoba

Antonio Catalán aboga por hacer más atractiva Córdoba para subir las pernoctaciones

  • El presidente de la cadena AC by Marriott afirma que el alcalde debe ser “el director comercial”

José Luis García-Palacios, María Dolores Jiménez y Antonio Catalán, antes de la conferencia. José Luis García-Palacios, María Dolores Jiménez y Antonio Catalán, antes de la conferencia.

José Luis García-Palacios, María Dolores Jiménez y Antonio Catalán, antes de la conferencia. / Juan Ayala

El presidente de AC by Marriot, Antonio Catalán, defendió ayer que para aumentar las pernoctaciones en Córdoba es imprescindible hacer la ciudad más atractiva. El empresario aseguró, antes de ofrecer una conferencia organizada por Construcor con el patrocinio del Grupo Caja Rural del Sur, que “el director comercial de una ciudad debe ser el alcalde o alcaldesa de turno”.

Y lo explicó con un ejemplo: cuando Antoni Siurana fue alcalde de Lérida –una capital que Catalán considera poco atractiva– organizaba actividades todos los fines de semana para atraer turismo.

Es decir, la clave está en “intentar retener más a los clientes, pero hay que tener en cuenta que Córdoba da de sí lo que da de sí”. En este sentido, señaló que Málaga es un modelo “de lo que se ha hecho bien; Paco de la Torre ha sido capaz de darle la vuelta a la ciudad y los museos han puesto a la ciudad en primera división”. Por ello, el empresario indicó que “esto es mucho de alcalde” y “el cliente hay que ir a por él”.

Cree que hoteles y apartamentos turísticos deben competir "en igualdad de condiciones"

En ese aspecto se refirió también a Pasqual Maragall y el impulso que le dio a Barcelona gracias al trabajo que hizo con los empresarios. “Hay que ponerle más imaginación que dinero”, puntualizó.

Durante su conferencia, el presidente de AC by Marriott resumió su vida profesional, que está dividida en tres tramos: la época de NH, “cuando faltaban muchos hoteles”, el proyecto AC y la crisis y, para finalizar, la internacionalización. Catalán disertó sobre aspectos más específicos, como el prototipo de contrato entre los inmobiliarios y los hoteleros y los apartamentos turísticos.

Sobre estos últimos, aseveró que son “un complemento” porque “hay clientes de hotel y clientes de apartamento turístico, lo que pasa es que tenemos que competir en igualdad de condiciones”. Esto es, “el apartamento turístico debe tener garantías” y el Gobierno central debería “regular definitivamente cómo funciona este tipo de cosas”.

A pesar del florecimiento de este nuevo tipo de alojamientos, Catalán expuso que “crisis el sector nuestro no tiene; si todos los sectores fueran como el nuestro, España sería el primer país del mundo”.

El quid de la cuestión es que, según el empresario, “a todos los ministros se les llena la boca diciendo cuánta gente ha entrado y el problema es que al abrir Túnez, Argelia y Egipto hay una serie de clientes que teníamos prestados que están volviendo a estos destinos”.

En Turquía, por ejemplo, “estamos creciendo al 70%, aunque es un perfil de cliente de la banda baja” y hay veces que interesa “menos clientes a más precio medio que más clientes a cualquier precio”.

En su opinión, “tenemos que luchar por la hostelería de lujo porque el sector hotelero en el fondo es un producto de países en vías de desarrollo”. Para finalizar, apuntó que “cuando las cosas funcionan es cuando somos capaces de hacer cosas mejores, a mejor precio y conseguir que vengan más clientes”

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios