Córdoba

Ambrosio aboga por destinar a obras en barrios los 2,5 millones de los PGE

  • La regidora insiste en que los fondos deben ser para inversiones demandadas por los propios vecinos

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, aboga por que los 2,5 millones de euros que se recogen de inversiones para la ciudad en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año se destinen a obras en los distintos barrios, "junto con el dinero que ya está previsto en el presupuesto municipal", y que atiendan en este caso a las peticiones de los vecinos. En una entrevista, la alcaldesa detalló que "va a haber una relación completa de las peticiones de los consejos de distrito, que son demandas de las asociaciones de la ciudad", que "sí tienen claras sus prioridades y las urgencias", de manera que "se desarrollarán los compromisos". Al respecto, comentó que "más allá de que en el presupuesto de 2016 tienen que ir identificadas las partidas con el nombre", asumió el "compromiso a lo largo del mandato de cuáles son las obras" en las que cree que "tiene que estar presente la inversión del Ayuntamiento". En este sentido, defendió que "si eso se hace de la mano de los consejos de distrito y del movimiento vecinal, al final es el resultado que esperaban, que la inversión del Ayuntamiento se dirija a las prioridades de la ciudadanía", todo ello con "más de un proyecto por cada barrio".

De los 2,5 millones de euros, recordó que son una aportación que viene al presupuesto de 2016, pero que no sabía "durante cuánto tiempo más va a tener una aportación de este tipo por parte del Ministerio". En cualquier caso, aseguró que le gustaría que en los próximos Presupuestos Generales del Estado "la ciudad y la provincia no sean las últimas en inversión", a lo que añadió que "no se va a consentir que se vuelvan a quitar tres millones para mejorar las infraestructuras de la ciudad". Así, subrayó que los 2,5 millones "no se van a destinar al planteamiento que ha hecho el PP, que es bastante llamativo", puesto que "no sólo aún no le han pedido perdón a la ciudad por quitarle los tres millones de euros por la autoenmienda que hicieron, sino que además se permiten decir dónde tienen que ir esos 2,5 millones de euros".

Ante ello, declaró que "no es prioritario destinar más dinero" al Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC), porque "pese a lo mal que lo gestionaron y no llegar a tiempo, ya que dejaron caer los brazos mucho tiempo", el gobierno municipal de PSOE e IU "ya tenía previsto en el presupuesto de 2016 la cantidad necesaria para concluir la obra y si es posible concluir en el plazo calculado". Igualmente, Ambrosio aclaró que "lo que no va a ser una prioridad es la construcción de una estación" para el Metrotrén en el Parque Joyero con la inversión municipal, ya que "un ayuntamiento no se dedica a construir estaciones para un sistema ferroviario, porque eso le corresponde al Ministerio, a través de Adif y Renfe", apostilló.

Sobre la auditoría económica y social de la deuda propuesta por Ganemos, la alcaldesa argumentó que "forma parte de una manera distinta de ejercer la política y hacerla desde el Ayuntamiento", con el objetivo de ser "mucho más transparentes", dado que "el ciudadano exige mayor nivel de conocimiento de cuáles son las circunstancias económicas por las que atraviesa el Ayuntamiento". Para ello, ve "necesario que se haga la auditoría y no sólo se quede en las cifras, sino que se haga un esfuerzo por traducirlas para que las puedan comprender los ciudadanos", de tal forma que "la prioridad existe en el compromiso con la transparencia y hacer partícipe a la ciudadanía de la acción del gobierno municipal". Asimismo, remarcó que abarcará desde "las responsabilidades" de otros equipos de gobierno, pero "se ha marcado" que "las cuentas y deudas del Ayuntamiento exigen que la documentación se ponga en manos de la institución o empresa que tiene la acreditación y certificación para hacer el trabajo serio", porque, según puntualizó, "esto es un asunto lo suficientemente serio para que exija que se le dé el máximo rigor". Bien sea desde la Intervención municipal, la Cámara de Cuentas o la Intervención General del Estado, en caso de que "se decida que sea en el ámbito de lo público", defendió que "hay que hacer el esfuerzo de transformar las cifras y el diagnóstico en un lenguaje que lo pueda trabajar todo el mundo", a lo que agregó además que "no se le puede a dar cualquier entidad ni órgano las cuentas del Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios