No me comes nada

Receta de picos o grisinis de harina de garbanzo

  • El mejor aperitivo para acompañar con las comidas.

Picos o grisinis de harina de garbanzo Picos o grisinis de harina de garbanzo

Picos o grisinis de harina de garbanzo

Los picos son un elemento clave para picar, ya sea con salsas, embutidos o para acompañar a la comida. Con esta receta experimentarás sabores diferentes gracias a las especias y al toque suave de los garbanzos.

Ingredientes

  • 150-175 g de harina de garbanzo
  • 30 g de maicena
  • 30 g semillas de sésamo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 90 ml de agua
  • Especias al gusto (hierbas provenzales, ajonjolí, pimentón, etc.)

Preparación

  1. En un bol amplio ponemos, primeramente, todos los ingredientes secos y mezclamos para que se repartan bien. Añadimos el agua y el aceite y volvemos hasta obtener una masa lo más homogénea posible.
  2. Advierto que es una masa bastante pegajosa así que no os asustéis, tendréis que pringaros las manos. Yo empecé usando una rasqueta de plástico, pero no se terminaban de mezclar bien todos los ingredientes y terminé metiendo las manos.
  3. Como habréis visto, la cantidad de harina la he puesto variable y me explico: empezad poniendo 150g y si veis que se os pega demasiado la masa, id añadiendo más poco a poco. Dependiendo del tipo de harina que uséis, absorberá más o menos cantidad de agua. De todas formas, insisto, queda una masa pegajosa siempre.
  4. Pues una ve que tenemos lista la masa para nuestros grisinis de harina de garbanzo, la tapamos con film y la metemos 20 minutos en la nevera para que sea más fácil manejarla posteriormente.
  5. Pasado ese tiempo, simplemente tenemos que ir cogiendo pequeñas bolitas de masa y estirándola sobre la mesa, como si estuviéramos jugando con plastilina. Ya la forma como prefiráis: más pequeños y gorditos estilo picos o largos y delgados estilo grisinis.
  6. Ponemos los grisinis de harina de garbanzo en la bandeja del horno (el cual habremos precalentado a 180ºC) y los horneamos durante unos 25 minutos. Como siempre, el tiempo puede variar según cada horno, vigilad que no se os quemen
  7. Una vez horneados, solo tenemos que dejar enfriar los grisinis de garbanzos sobre una rejilla y listo.

¡Que los disfrutéis!

Una receta original y sin mucha complicación que es rápida de preparar. Si quieres ver las imágenes del proceso, pincha aquí para ver la entrada completa en el blog de Guillermo Osorio ‘No me comes nada’.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios