Cómics

Para quitarse el sombrero...

  • 'Chapeau el Esmirruau' (1970), de Francisco Ibáñez, es la sexta historieta de 44 páginas de la serie 'Mortadelo y Filemón' donde empieza por fin a estabilizarse el estilo del autor

'Chapeau el Esmirriau' se recopiló por primera vez en 'Ases del Humor nº 7'. 'Chapeau el Esmirriau' se recopiló por primera vez en 'Ases del Humor nº 7'.

'Chapeau el Esmirriau' se recopiló por primera vez en 'Ases del Humor nº 7'.

Los años setenta son la época dorada de la serie Mortadelo y Filemón. El agente 007 fue una gran influencia en Francisco Ibáñez en esta época, cuando debutan el Súper, el profesor Bacterio y, posteriormente, la secretaria Ofelia, que son parodias de M, Q y la señorita Moneypenny, respectivamente. Una de las historietas más valoradas de la etapa es Chapeau el Esmirriau, sexta de las de gran extensión de la serie. Sus 44 páginas debutaron de manera seriada en la revista Mortadelo Semanal nº 4 a 14, entre diciembre de 1970 y marzo de 1971, en capítulos de cuatro páginas: Contra Chapeau, elEsmirriau; Tras la moneda valiosa, se va enredando la cosa; Tras el caco del sombrero, al galope bullanguero; Con un chucho amaestrado, ¡hay que ver la que han armado!; Prosiguen con el perrazo, la gran rifa del tortazo; El perro les ha fallado, como falla un coche usado; Al asalto de la casa, con pistolas y con guasa; Un inventito ideal, para ir al hospital; La guerra de los sombreros, episodio atroz y fiero; Una entrevista cordial, en el cuartel general; y por último, Al fin cayó el esmirriau, cual gato desde un tejau.

Se trata de una historia en la que el Súper deja a cargo de los dos agentes una moneda antigua y muy valiosa. Sin embargo, al poco de ponerla en la caja fuerte, Chapeau el Esmirriau, un tipo de corta estatura con un increíble sombrero del que puede salir cualquier cosa, sujeto o animal, la roba. Mortadelo y Filemón deberán enfrentarse a Chapeau y a su sombrero, que tiene un montón de tretas escondidas en su interior aguardando a los agentes...

Cada capítulo presenta un plan para recuperar la moneda. Entre los planes, encontramos situaciones que posteriormente se volvieron a repetir en otras aventuras, como utilizar la ayuda de un perro, o la intromisión de un policía en la trama, que enreda más el asunto. Por tanto, leyendo este álbum en la actualidad, sin tener en cuenta la fecha de publicación, se puede tachar de poco original; pero estos gags, en los años setenta, eran novedad.

Finalmente, Mortadelo lanza un misil camuflado que el sombrero no detecta, destruyendo el bombín, incapacitando a su propietario y recuperando la moneda, que resulta pertenecer al profesor Bacterio, y solamente sirve para engañar a una máquina expendedora y comprar el tabaco gratis. Filemón, enfadado, obliga a Bacterio a fumarse un enorme cigarro de pólvora, aunque Mortadelo trata de contenerle, en una muestra de lo poco que interesa a Ibáñez la continuidad, ya que meses antes narró que Bacterio es el culpable de la calvicie de Mortadelo, así que jamás lo defendería.

Digna de admiración es la planificación de cada página, con ese peculiar estilo de enmarcar y recuadrar, tan dinámico y flexible. Sin embargo, hay algo que destaca por encima del resto de historias donde usa este sistema: la proporción del tamaño de los personajes dentro de la viñeta se adapta perfectamente, siendo dibujos de gran tamaño para ser páginas de cinco tiras. De este modo, vemos viñetas redondeadas, con formas asimétricas, nada usuales, donde el dibujo no sufre las caprichosas formas de éstas, al contrario, se adapta bien.

En 1969, Editorial Bruguera pone en marcha la colección Ases del Humor, de álbumes de cuarenta y cuatro páginas que mimetizan el estilo narrativo y visual del mercado francobelga representado por Goscinny, Uderzo y Franquin, con idea de exportar tebeos españoles a Europa. Ases del Humor nº 7 recopila en 1970 la historieta Chapeau el Esmirriau.

Esta historieta ha sido reeditada entre 1970 y 2020 en distintos formatos a cargo de Editorial Bruguera, Ediciones B y Penguin Random House Grupo Editorial. Además, ha sido incluida en numerosos suplementos de prensa y coleccionables de kiosco.

Chapeau El Esmirriau ha sido traducida en numerosas ocasiones en el extranjero, destacando las ediciones de Alemania, Brasil, Países Bajos, Portugal y Grecia.

En 2008, con motivo del medio siglo de Mortadelo y Filemón, Ibáñez obsequia a los fans con el álbum ¡Venganza cincuentona!, donde algunos de los villanos que han encontrado a lo largo de su historia, se reúnen con el objetivo de eliminar a nuestros protagonistas. Entre ellos, no podía faltar Chapeau El Esmirriau.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios