Cómic

Las amistades peligrosas

  • Aquel, en apariencia, tranquilo pueblo costero ocultaba algunos oscuros secretos con los que la protagonista de este cómic iba a darse de bruces

Detalle de la portada. Detalle de la portada.

Detalle de la portada.

Tredregyn, pequeña localidad, ofrece a sus visitantes maravillosas vistas con el incomparable marco del mar y la hospitalidad de sus habitantes que saben disfrutar de una buena pinta de cerveza en los pubs del lugar…

Pero bajo esta tranquila apariencia se oculta otra mucho más oscura, que ha mantenido durante años muy ocupado al párroco del lugar, el reverendo Penrose, un tipo que sabe repartir a partes iguales hostias y ostias, ya que él mantiene, a golpe de garrotazo, a raya a los monstruoso seres que cada tiempo surgen de las profundidades del mar…

Al lugar llega la joven clériga Bilinda Baker, a la que todos llaman Billie. El recibimiento es más caluroso de lo que ella hubiese deseado, ya que su utilitario acaba consumido entre unas inoportunas llamas, por lo que tiene que hacer dedo para que alguna alma caritativa la acerque a la población.

Y mira tú por donde que la casualidad, o tal vez el destino, hará que la primera habitante del pueblo que conocerá va a marcar su futuro más inmediato, de una manera que la joven nunca pudo imaginar. Se trata de Maggie Warren, que sobre su moto recorre las largas carreteras de la región y que destila hospitalidad, surgiendo entre las dos mujeres una chispa que, a lo largo de la historia, se va a convertir en amistad, pese a todo lo que está por acontecer.

Para añadir más salsa, si cabe, al relato, resulta que Maggie, además de ser la camarera de un pub del lugar, forma parte de un culto satánico, comandado por Magus Tom, un tipo que se toma muy en serio su papel, aunque viendo las pintas y actitudes de sus fieles acólitos la cosa no da para mucho…

Pues bien, este es el paisaje que la inocente joven se va a encontrar al llegar al lugar, donde tratará de hacerse con la atención de los jóvenes lugareños, que pasan el día escuchando rap  y poco más; además, pese a la reticencia de Penrose, va a resultar inevitable que tarde o temprano Billie se encuentre cara a cara con los seres marinos, los que tal no tengan las malévolas intenciones que el párroco siempre les ha atribuido…

Y este solo es el principio. Ferias pobladas por brujas, demoniacas experiencias y un aspirador hechizado van a acompañar a Billie en este relato.

Esta es una historia en la que su autor, el británico John Allison, al que seguro que todos conocéis por su famosa y premiada serie Giant Days, en la que ha demostrado (al igual que hace en Steeple) que es un gran creador de personajes femeninos, ya sean universitarias, religiosas, dubitativas camareras satánicas o jóvenes investigadores de misterios, como en Bad Machinery, otra de sus series.

En esta obra, de la que es autor completo, utiliza el humor y la ironía inglesa para mostrarnos el cambio que se producirá en la vida de sus protagonistas que, a medida que avance el argumento, van a dudar de sus propias creencias. En paralelo, Allison nos ofrece el retrato de una comunidad muy cerrada, que siempre mira de reojo a los recién llegados, ya sea una poderosas y millonaria empresa con una agenda oculta o una simple y nueva clériga.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios