EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

cómics

Nuestro amigo y vecino

Detalle de una viñeta de la obra. Detalle de una viñeta de la obra.

Detalle de una viñeta de la obra.

Durante décadas, la historia de Spiderman ha sido la historia de la evolución de un personaje de la adolescencia a la madurez. Desde su creación, en 1962, por Stan Lee y John Romita, hasta el culmen de su desarrollo, ya en este siglo, narrado por J. M. Straczynski y John Romita Jr., pasando por etapas tan definitorias como la de Gerry Conway (con el propio Romita, Gil Kane y Ross Andru en labores gráficas) o la de Roger Stern y Romita Jr., Peter Parker no ha dejado de mirar al frente: acabó el instituto, empezó y terminó los estudios universitarios, intentó la carrera académica, la abandonó, se casó y acabó dando clases en su propio instituto. Todo esto cambió de golpe con la llegada del siglo XXI. En el año 2000, Marvel se sacó de la manga una nueva versión adolescente del héroe, el Ultimate Spiderman, y menos de una década después, las mentes pensantes decidieron aplicar la misma medicina al Spiderman tradicional, rejuveneciéndolo y condenándolo a un estancamiento impropio del personaje.

El trabajo de Chip Zdarsky y Mark Bagley (que conoce de sobra al personaje en sus dos versiones, la del universo 616 y la del Ultimate) invierte las reglas del juego y nos devuelve una progresión en la vida de Peter Parker, al imaginar cómo habrían sido las cosas si el personaje hubiese envejecido a tiempo real desde su primera aventura hasta hoy. Como escribe Xavi Sanz en la introducción del volumen de Panini: "Zdarsky asume el reto de que el resto del Universo Marvel también envejezca junto a Peter y mantiene ciertos acontecimientos históricos del mundo real en la cronología, pero todo está organizado temáticamente de forma que impulse a Peter y a su viaje".

De este modo, los seis episodios que conforman la miniserie están ambientados, respectivamente, en la décadas des de 1960 hasta 2010, un amplio marco temporal en el que se van insertando hitos reconocibles de su historia. El resultado es un tebeo emocionante y un sentido homenaje a nuestro querido amigo y vecino, el viejo lanzarredes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios