Bar Y Por Qué No | Tapas Un disfrute para los que practican al arte de tapear

Córdoba es una ciudad que se vive en las calles y eso va muy unido a la cultura de disfrutar con los amigos de una cerveza y un aperitivo. Esa sana costumbre se ve respaldada por muchos negocios que ofrecen al cliente ese irresistible bocado junto a su cerveza. Tapear es todo un arte, un disfrute, y en sitios como el Bar Y Por Qué No lo complicado es saber cuando parar. Este bar, que abrió sus puertas el pasado mes de marzo después de una profunda remodelación es la apuesta personal y laboral de Isabel Rayo y Enrique Lozano, dos cordobeses que se han lanzado al complejo mundo de la hostelería después de muchos años en la profesión, trabajando como asalariados. Desde marzo, decidieron "dar un paso adelante e invertir en un negocio propio que, aunque es duro como todo el trabajo en la hostelería, es una ilusión personal y además el beneficio repercute directamente en nuestra familia", cuenta Isabel Rayo.

La fórmula elegida para abrir el Y Por Qué No tiene mucho que ver con la ubicación de su local. Y es que a nadie se le escapa que el barrio de Ciudad Jardín es una zona de la ciudad en la que se instalan muchísimos estudiantes. Un público joven y muy proclive a las relaciones sociales en los bares, que siempre son más agradables si son acompañadas de unas buenas tapas. Por eso, Isabel y Enrique han enfocado hacia ahí su negocio y ofrecen una variedad de 35 tapas distintas a sus clientes con cada consumición. El cliente elige con qué aperitivo quiere acompañar su cerveza o su refresco, con unos precios muy competitivos que no van más allá de los 1,80 euros que cuesta una maceta de cerveza con tapa o un refresco acompañado de aperitivo. Un coste ajustado para bolsillos que no suelen ir sobrados, como cualquiera recordará si se remonta a su etapa de estudiante.

Con cada consumición en este local, el cliente puede elegir entre una variedad de 35 tapas

Además de esa gran variedad de tapas, Isabel Rayo y Enrique Lozano también sirven bocadillos, sándwiches y hamburguesas en mayor formato para aquello que en las tapas no encuentran el modo de saciar su apetito. Ese ambiente jovial y animado es el que predomina en este bar de Ciudad Jardín durante las tardes y noches, tanto en su cómoda terraza exterior como en su local interior, al que Isabel y Enrique dieron un gran remozado.

Pero además de por sus tapas, el Bar Y Por Qué No también funciona muy bien gracias a sus desayunos. Y es que desde 1,50 euros se puede disfrutar en este local de un desayuno de café y media tostada, con precios levemente superiores si el cliente acompañada su tostada con jamón serrano o algún otro suplemento de los que ofrecen este matrimonio cordobés, que en su idea de negocio tienen siempre presente la necesidad de ofrecer al cliente un buen servicio y a precio ajustado. Algo que no siempre resulta sencillo, pero que es importante para afianzar una clientela.

Para completar su oferta, además Isabel y Enrique ofrecen en su local un buen sitio para presenciar los mejores partidos de fútbol, tanto de las competiciones nacionales como internacionales. Otra buena excusa para reunirse con los amigos y disfrutar de la buena compañía en torno a una mesa y a unas buenas tapas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios