EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cómete Córdoba

El aval de un obrador cuyo nombre sugiere calidad

  • Horno San Basilio Dirección: Calle Infanta Doña María, número 62.Teléfono: 957 29 41 59

Hay negocios en Córdoba cuyo nombre ya es por sí mismo aval de calidad. Uno de ellos es sin duda el Horno San Basilio, que a cualquier cordobés que conozca los comercios tradicionales de la ciudad le recuerda sin duda a los buenos panes que se comían hace años. Hace tiempo que el pan es un elemento poco valorado. Cada vez más barato y con menos sustancia, aunque no será porque no existan alternativas tradicionales, negocios que siguen apostando por el trabajo del día a día, que reniegan del ultracongelado como forma de ofrecer su producto. Y lo mejor de todo ello es que la diferencia es mayor en la calidad que en el precio.

Esa diferencia entre la calidad de las recetas tradicionales y las actuales bien la sabe María del Carmen Pulido, una cordobesa que ha trabajado en la tienda del Horno San Basilio de la calle Infanta Doña María durante 13 años. Desde marzo del año pasado, María del Carmen es la encargada de gestionar el negocio en el que durante tantos años acumuló experiencia y aprendió a valorar la importancia de consumir un pan de calidad, al ser un alimento que constituye una de las bases de nuestra dieta. Ahora, esa preocupación creciente por el origen de los alimentos que tomamos la ve más reflejada en su cliente. "La gente va cambiando un poco, dándose cuenta de que el pan es importante consumirlo de calidad, porque aporta muchos nutrientes si es realmente bueno. Y además no es un gasto que no se pueda asumir en una economía normal; la diferencia entre un buen pan y otro no tan bueno es escasa", indica María del Carmen.

El Horno San Basilio elabora su pan día a día, huyendo del congelado y de precocer el producto

El Horno San Basilio abre todos los días del año excepto tres fechas muy señaladas: el día de Navidad, el día de Año Nuevo y el Viernes Santo. Tres jornadas señaladas que no son casualidad, pues son los únicos días en los que el obrador del Horno San Basilio cierra, por lo que no hay pan disponible, ya que este negocio no apuesta por el congelado como forma de almacenar su producto. "Pan amasado y cocido a diario, sin precocer ni congelar", subraya María del Carmen Pulido como eslogan irrenunciable del horno que a diario le sirve el pan. Ella es consciente de que "el Horno San Basilio ya tiene un nombre, y al cliente se le da o se le prepara lo que quiera, porque al tener el obrador propio nos pueden servir el producto a la medida del cliente, si necesita algo especial, ya sea en cuanto a las harinas o en las formas que prefieran recibir el pan".

Desde el obrador situado en el Campo de la Verdad llegan a diario y hasta en tres entregas el producto de la mejor calidad, que María del Carmen Pulido sirve, además, a modo de desayunos. "Lo común en las cafeterías es pedir media tostada sin especificar el pan que se quiere, pero aquí ofrecemos para las tostadas todos los panes que tenemos disponibles a la venta", cuenta la dueña de este establecimiento. Así, el cliente puede elegir entre una amplia gama de panes y además hacerlo dejándose llevar por la vista, por el pan que más sabroso le parezca.

Además, María del Carmen Pulido sirve los desayunos con "un vasito de zumo de naranja natural", una cortesía que completa cualquier desayuno y que, sin duda, es muy valorada por su clientela. En el Horno San Basilio, los desayunos son de calidad y a unos precios asequibles al bolsillo medio. "Un desayuno básico de café y media tostada cuesta 1.85 euros y los de tostadas especiales 2.30 euros", apunta María del Carmen.

Además de la franja matinal, el Horno San Basilio de Infanta Doña María es un buen lugar también para la hora del café vespertino y la merienda. "En la repostería trabajamos con el Obrador de Portaceli, que nos sirve a diario dulces y nos proporciona también las tartas por encargo de los clientes", asegura. Pronto, además, empezarán a producir sus ricas empanadas caseras, en el horno propio del establecimiento.

A diario, el Horno San Basilio sirve pan y productos de calidad para aquellos que apuestan por un producto tradicional, cordobés y elaborado día a día. Y ese es el mejor aval posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios