Cómete Cordoba

Una aventura personal que va camino de 15 años

  • Café Pombo. Dirección: Plaza Gonzalo de Ayora, número 2. Teléfono: 652 12 17 79

El mundo de la hostelería es tan cambiante que hacer planes a largo plazo es siempre complicado. Eso sí, el trabajo es siempre un aval para que un negocio funcione y Ricardo Aroca puede dar fe de ello. Hace ya casi 15 años que este cordobés entró en el mundo de la hostelería como una aventura personal, algo que quizás no se planteaba tan a largo plazo pero que ha terminado convirtiéndose en su forma de vida. "Llegué a este negocio con la idea de que fuese algo transitorio, me cogió en un momento de cambio, entre acabar los estudios y empezar a trabajar y me aventuré a abrir un negocio por cuenta propia", cuenta Ricardo, que situó su establecimiento en la coqueta plaza de Gonzalo de Ayora, en el Centro. El simple nombre del local ya llama la atención y Ricardo Aroca confiesa que se le vino a la cabeza porque "había leído sobre un café que existió en Madrid con este nombre en el siglo XIX, donde se celebraban tertulias literarias, políticas e intelectuales de la época y me pareció original, no quería un nombre demasiado clásico".

De esos inicios se cumplen este año tres lustros y el Café Pombo se ha mantenido en el tiempo gracias a una buena y fiel clientela y al trabajo de Ricardo Aroca, que ha ido dándole diferentes ambientaciones al local, pero manteniendo su esencia. Su negocio está muy enfocado a la zona en la que se ubica, algo también muy importante para que funcione correctamente. "Estamos en una zona de comercios, con oficinas y algunos edificios de la Administración, por eso orienté el negocio a ese horario de oficina", asegura Ricardo Aroca, que tiene en los desayunos y la franja del mediodía las mayores cargas de trabajo.

En el Café Pombo, sus clientes pueden desayunar a partir de 1,90 euros y encontrarán calidad y variedad para empezar el día. "Tenemos una buena oferta de desayunos, servimos pan de mollete cordobés y un buen café", cuenta Aroca, que además dispone en su cafetería de complementos como "todo tipo de dulces, bollería o zumos, como el de naranja, totalmente natural y de naranjas ecológicas". Detalles que marcan la diferencia, como la cortesía de la casa a la hora de acompañar las consumiciones de sus clientes con alguna tapa. "Además de los aperitivos del día a día", cuenta Ricardo, "el fin de semana, normalmente los viernes, solemos hacer un primer plato más contundente, como un guiso, una fideuá, un arroz negro, paella, etcétera".

El Café Pombo mantiene un horario muy similar al comercial o de oficina, lógicamente adaptado a lo que es la hostelería. Desde las ocho de la mañana Ricardo Aroca sirve desayunos en su local y hasta el mediodía, hora de la tapa, mantiene sus puertas abiertas de manera ininterrumpida. Después de una breve pausa en la matinal, el Café Pombo abre a las 17:00 hasta el cierre, pues en su terraza también se puede disfrutar de la hora del café. "Una de las mejores cosas que tenemos es una maravillosa terraza que en los meses buenos del año tiene sol durante todo el día", cuenta Ricardo.

Además, los clientes del Café Pombo pueden disfrutar también de un ambiente cálido gracias a la decoración del local. "Con el tiempo, estos negocios requieren un cambio en su aspecto y la decoración ha ido variando", apunta este cordobés, que entró casi por casualidad en el mundo de la hostelería pero que tuvo la oportunidad de quedarse gracias a su buen hacer y la acogida de sus clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios