EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

La española Ruth Díaz espera que el premio de Venecia "suponga trabajo"

Emocionada y desbordada, la actriz Ruth Díaz recogió entre lágrimas el premio a la mejor interpretación de la sección Horizontes de Venecia por su papel en Tarde para la ira y espera que este reconocimiento le consiga "de una vez, un hueco en la profesión". "Ojalá me suponga sobre todo trabajo", afirmó la actriz de la ópera primera de Raúl Arévalo, "un peliculón", aseguró, y, por tanto, "un escaparate", que ya le ha valido el premio de la Mostra y que espera que sirva para que le lleguen buenos proyectos. Porque Ruth Díaz recordó ayer que cuando empezaba a despegar como actriz, llegó la crisis y un embarazo, lo que paralizó su carrera y la llevó a meterse en la escritura de guiones, porque lo que quería era crear. La joven cántabra conoció a Asier Etxeandía en el rodaje de Los días no vividos y con él se puso a trabajar en el guion de Porsiemprejamón, un cortometraje protagonizado por ella, Etxeandía y Charo López, que no solo recibió muchos premios, sino que fue donde una amiga de Raúl Arévalo la vio y le dijo que ella era la adecuada para interpretar a Ana en Tarde para la ira, estrenada el viernes en España.

Díaz (Ana) es la mujer en una película de hombres, la que aporta una visión femenina frente a Antonio de la Torre y Luis Callejo, sus compañeros en el debut en la dirección de Arévalo, el sueño de siempre de este actor. Y el hecho de que Arévalo sea actor supone que "usa el mismo lenguaje que un actor y confía en lo que el actor es capaz de crear. Sabe desde donde trabajamos", explicó Díaz (Reinosa, 1975). Un rodaje maravilloso y una gran película, aunque la actriz no quiso afirmar que vaya a a suponer el empujón definitivo para su carrera porque la vida, aseguró, la ha enseñado a ser cautelosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios