Premios Goya en Málaga

Mariano Barroso y el cine como curación

  • El presidente de la Academia recuerda en su discurso de la gala que el cine "nos salva" de la realidad

Mariano Barroso, durante su discurso. Mariano Barroso, durante su discurso.

Mariano Barroso, durante su discurso. / Miguel Córdoba / Academia de Cine

El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, explicó este sábado en la gala de los Goya que en el año de la pandemia no quisieron celebrar una fiesta, o celebrarla "separados por pantallas, como hemos vivido en estos meses". A lo que sí no quisieron renunciar es al "reencuentro con nuestro público, eso no lo quisimos aplazar".

En su intervención en el Teatro del Soho Caixabank, Barroso contó la historia de "una compañera", de la que más tarde reveló su identidad, que tras perder a su padre pensó que jamás se repondría del dolor y se sintió incapacitada para embarcarse en un rodaje que tenía pendiente. Esa actriz, que resultaría ser Ángela Molina, Goya de Honor 2021, dejó atrás momentáneamente su drama personal al ver "una película de Rossellini con Anna Magnani", que le hizo "olvidarse de todo". "¿Cuántas veces -preguntó el presidente de la Academia- el cine nos ha ayudado a sentirnos lejos de la dolorosa realidad, aunque sea un par de horas?".

"A veces", prosiguió Barroso, "el cine nos ha venido a buscar, porque estaban las salas cerradas. Otras veces, este año, ha habido distribuidores arriesgados que se atrevieron", apuntó el director, que recordó la valentía de Santiago Segura cuando estrenó, este verano, Padre no hay más que uno 2. En su discurso, el responsable de la Academia celebró que "por primera vez" las mujeres ocupen la mitad de las nominaciones "tanto en dirección como en dirección novel" y que su porcentaje en el global de candidaturas hubiese subido a un 41%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios