Cine

'Sevillanas de Brooklyn': la familia y uno más

  • El director Vicente Villanueva ('Toc Toc') rueda en Andalucía una comedia protagonizada por Carolina Yuste, Estefanía de los Santos y Manolo Solo

Sergio Momo, en un momento del rodaje. Sergio Momo, en un momento del rodaje.

Sergio Momo, en un momento del rodaje. / Juan Carlos Muñoz

Tras explorar, con la consulta de un psicólogo como escenario, los trastornos y obsesiones de una serie de personajes en la adaptación de Toc Toc, la exitosa obra de teatro de Laurent Baffie, el director Vicente Villanueva pisa otro terreno donde el delirio y la inestabilidad mental están asegurados: la familia. El valenciano rueda estos días Sevillanas de Brooklyn, una comedia de enredo sobre un chico afroamericano y adinerado, Ariel (Sergio Momo, uno de los intérpretes de Élite), que convive con una familia andaluza que sobrelleva como puede la ruina. Los ganadores del Goya Carolina Yuste, Manolo Solo y Adelfa Calvo forman parte de un reparto que completan Estefanía de los Santos, Canco Rodríguez y María Alfonsa Rosso, embarcados en una producción de Capitán Araña (El plan) y Pecado Films (Viaje al cuarto de una madre).

La extremeña Carolina Yuste, que ganó el Goya a la mejor actriz de reparto por Carmen y Lola y que tiene pendiente de estreno Hasta el cielo, de Daniel Calparsoro, es Ana, una joven "que ha estudiado Filología Inglesa y quiere dejar atrás el mundo en el que vive", explica la actriz. El recelo con el que contempla a los suyos se agrava cuando su madre (Estefanía de los Santos) consigue, mediante engaños y para evitar el desahucio, que una agencia que busca residencia a extranjeros cuente con ellos pese al conflictivo barrio donde viven. La llegada de Ariel trastocará la visión del mundo de la joven, pero también le ayudará, dice Yuste, a "entender a su propia familia, a reconciliarse con sus raíces y a sentir un orgullo de clase".

Antes del parón que provocó el coronavirus, la intérprete protagonizó a las órdenes de Andrés Lima, "un dios del teatro", uno de los montajes de la temporada, Prostitución, en el que compartía cartel con dos grandes como Carmen Machi y Nathalie Poza. "Eso fue una maravilla", asegura, "pero aquí estoy también enamorada de mis compañeros. Trabajan desde un lugar muy honesto y generoso, con mucho amor y nada de ego", celebra sobre un rodaje que arrancó el día 13 y que se prolongará durante seis semanas por diversas localizaciones de Sevilla.

La familia (y el huésped) de 'Sevillanas de Brooklyn'. La familia (y el huésped) de 'Sevillanas de Brooklyn'.

La familia (y el huésped) de 'Sevillanas de Brooklyn'. / Julio Vergne

El proyecto supone el regreso al sur del algecireño Manolo Solo, la vuelta a "la ciudad en la que he vivido la mayor parte de mi vida" y donde estudió en el Instituto del Teatro. "Cuando paseo se me agolpan los recuerdos", reconoce el actor de B, la película o Tarde para la ira, por la que consiguió el Goya. Pero la ilusión que le provoca Sevillanas de Brooklyn le impide entregarse a la añoranza: la película le facilita un importante y esperado cambio de registro. "No sé por qué los que dan trabajo me ven para papeles más serios, pero yo siempre he creído que no se me daba mal la comedia. Está siendo una liberación, algo muy lúdico, sacar la locura, la estupidez", admite.

El actor encarna al padre, "un hijo más en una familia que es un matriarcado. Ejerce de mediador entre dos caracteres fuertes, los de la madre y la hija, e intenta que lleguen a una tregua con éxito desigual", resume. Solo detecta en el guión ecos "de esas comedias italianas de Mario Monicelli o Dino Risi, es una historia que me interesa ver como espectador. A mí el concepto de comedia para el gran público no me atrae, pero esta película es especial, te hace reír y tiene puntos de emoción", argumenta, antes de elogiar a Vicente Villanueva: "Se prepara mucho las tomas y escucha e incorpora las propuestas que puedan enriquecer la película. Es un gusto trabajar con él. Además, Vicente es muy elegante, muy en la estela de Frank Capra o de Ernst Lubitsch, y tengo mucha curiosidad por ver cómo casa eso con estos personajes tan arrastrados".

"Es de esas películas pequeñas que perduran si se hacen bien", afirman en el equipo

El malagueño Canco Rodríguez, popular gracias a series como Aída o Cuerpo de élite, sí está más curtido en la comedia. "Estoy deseando hacer un dramón, sí, pero esto de la comedia hay que tomárselo muy en serio. Al fin y al cabo el género funciona con alguien que sufre, que pisa una cáscara de plátano y resbala", analiza. Y su personaje "está al borde del infarto todo el rato. Trabaja en la agencia de intercambio, sabe lo que pasa e intenta que ni su empresa ni la familia salgan malparadas". Fue Rodríguez, que volverá a los cines próximamente con Operación Camarón, quien pidió formar parte del proyecto. "Leí el guión [de Juan Apolo y el también productor Nacho La Casa] y me entusiasmó. Es de esas películas pequeñas", concluye, "que pueden perdurar si se hacen bien".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios