Bienal de Flamenco

Quince citas de la Bienal para enamorarse del flamenco

  • Además de las grandes figuras del cante, el baile y la guitarra la próxima cita jonda propone algunas ‘joyitas’ imprescindibles, menos conocidas por el gran público y aptas para los no aficionados

La bailaora Lucía La Piñona presentará 'Insaciable'.

La bailaora Lucía La Piñona presentará 'Insaciable'. / José Ángel García

El flamenco no es amable ni condescendiente. No perdona a los artistas impostados o que quieran salvarse sin entrar al barro (¡eso es la ojana!) ni consiente, como otras artes, a un público pasivo o pusilánime.

No hay tampoco un flamenco facilón y de vaselina que haga el proceso de iniciación menos doloroso. Entre otras cosas porque aquí no valen las medias tintas, o te revuelves del éxtasis en el asiento o te mueres del aburrimiento.

Para disfrutarlo hay que estar dispuesto a despojarse de prejuicios, tópicos y complejos, también a cuestionarse, a contradecirse y a sentirse vulnerable y torpe.  Al igual que el amor, descubrir su riqueza y pertenecer a esta radical, minoritaria y hasta incomprendida comunidad universal exige, entrega, compromiso y algo de paciencia. A cambio, como cuenta el musicólogo Pedro Lopeh en sus podcast El café de Silverio, el flamenco “acompaña, arropa y enseña a vivir”. Entre otras cosas porque “te enfrenta a las penitas más duras y te ofrece sus herramientas catárquicas”.

Así, para quienes quieran sucumbir sin pudor a esta pasión que tanto habla de nosotros, y conectar directamente con lo más salvaje, radical e íntimo del ser humano, seleccionamos 15 citas imprescindibles con las que enamorarse del flamenco la próxima Bienal. Espectáculos de cantaores, bailaores y guitarristas, más desconocidos por el gran público, que son ‘joyitas’ aptas para no aficionados y que reflejan la diversidad de estéticas y discursos que engloba este arte.

De esta forma, el flechazo llegará con la fuerza arrebatadora y el vendaval fresco de María Terremoto (13 de septiembre, Teatro Lope de Vega), una de las voces jóvenes más poderosas y que más entusiasmo han despertado en los últimos años. De hecho, la jerezana ya sorprendió a todos en la Bienal de 2016, donde con sólo 16 años se hizo con el Giraldillo Revelación, y desde entonces ha experimentado una meteórica carrera que la trae ahora al Teatro Lope de Vega junto al piano sensible y rebosante de flamencura de Pedro Ricardo Miño.

Dani de Morón. Dani de Morón.

Dani de Morón. / José Ángel García

El temblor y la complicidad de los primeros encuentros los traerá Yerai Cortés (24 de septiembre, Espacio Turina), que ya desató los oles en el patio de butacas del Central en su aparición junto a Rocío Molina. Con un toque alegre y disfrutón, que pellizca por su gusto y su manera de ralentizar los compases en este mundo de prisas, Yerai encandila con un recital luminoso.

Las caricias las ofrecerán el 11 de septiembre en la Sala B del Teatro Central Florencia Oz e Isadora O’Ryan en sus Antípodas, una obra en la que estas dos hermanas gemelas (Florencia al baile e Isadora a la voz y al chelo) realizan un pulcro y emotivo ejercicio intimista que ha hecho llorar a los espectadores de todos los escenarios por donde han pasado.

La dulzura inesperada promete traerla también la joven bailaora Paula Comitre (Giraldillo Revelación en la Bienal 2020), “la nueva estrella naciente del flamenco” como la llaman en el Teatro Nacional de Chaillot donde estrenó estas Alegorías (los límites y sus mapas) que se podrá ver el 19 de septiembre en el Central.

Las tardes alegres de paseo y café  proponemos el toque expansivo, e incluso canalla de José Quevedo ‘El Bolita’ (28 de septiembre, Espacio Turina), guitarrista compañero de grandes figuras, que ya deleitó con su Bolita Big Band en el Teatro Alameda, y que siempre ilusiona por su musicalidad y su búsqueda. O el diálogo abierto y cómplice entre Dani de Morón y Antonio Reyes (Giraldillo al Cante en la Bienal de 2014), en el que ofrecerán un adelanto del que será su próximo trabajo juntos (20 de septiembre en el Lope). Con su toque virtuoso, generoso y exigente, el moronense ha regalado algunos de los momentos más recordados. Será sin duda un placer verle acompañar con su sonanta abierta y melódica, el eco lastimero y acompasado del chiclanero, una  de las voces más dulces de lo jondo.

Para la locura y la celebración tocar irse al Hotel Triana y disfrutar de propuestas territoriales como la de Las Tres mil canteras, dirigida por el gran artista Torombo, y donde se podrá comprobar (el 17 de septiembre) el increíble talento que nace y se mantiene vivo entre los jóvenes de este barrio de la periferia.

Mercedes de Córdoba. Mercedes de Córdoba.

Mercedes de Córdoba. / Miguel Ángel González

La pasión y el compromiso lo pone en escena el 22 de septiembre en el Lope la bailaora y coreógrafa Mercedes de Córdoba con su Sí, quiero, que ha recibido en el Festival de Jerez el Premio Guitarra con Alma y el de Mejor Composición Musical al guitarrista Juan Campallo, Premio Artista Revelación a la bailaora Águeda Saavedra y Premio a Mejor Cante de Acompañamiento a Pepe de Pura. Con el verso del poeta y compañero de este diario, Braulio Ortiz Poole “sólo vive quien arde” como motor, esta bailaora salvaje presenta esta nueva propuesta entusiasta y reveladora donde declara su amor por el arte.

La sensualidad y el deseo lo despertará Lucía La Piñona (21 de septiembre en el Central) con el estreno de Insaciable, un espectáculo también dirigido por Estévez&Paños en el que esta elegante y personal bailaora, que se encuentra en un momento de absoluta efervescencia creativa, propone un destape emocional, corporal y artístico en el que exponerse tal y como es, dispuesta a penetrar, sucumbir, devorar y consumirse.

Quienes busquen la seguridad la encontrarán con Flamenco: Espacio Abierto de Alfonso Losa que llega el 15 de septiembre a Sevilla (Lope de Vega) tras su éxito unánime en el Festival de Jerez, donde ha obtenido el Premio de la Crítica. Una brillante propuesta, dirigida por Rafael Estévez y Nani Paños, en la que por fin se descubre ante los espectadores como el bailaor virtuoso, impecable y completo que es.

Para el amor maduro y estable, pero abierto a la aventura, se puede optar entre David Lagos el 11 de septiembre en el Lope de Vega y Rosario La Tremendita en el Teatro de la Maestranza el 18, dos cantaores curtidos, de éxitos discretos, que han sabido beber de las raíces profundas para, desde ahí, iniciar un interesante camino propio.  Versátil, creativo y valiente, Lagos (Premio Andaluz del Flamenco de Hoy, que concedió en febrero el grupo joly) lleva años cosechando éxitos en la Bienal, donde obtuvo el Giraldillo al  Cante de Acompañamiento con ¡Fandango!, la propuesta que arrasó en la pasada edición y en la que fundía su álbum Hodierno (una de las apuestas musicales más interesantes de la escena jonda de los últimos años) con el baile del impresionante bailaor David Coria. Por su parte, La Tremendita, que se atreve esta vez a rodearse con guitarristas de distintas corrientes musicales, es una de las grandes renovadoras del género, sorprendiendo siempre por su talento musical y su arrojo.

Los que busquen la intensidad, el desasosiego y la inquietud, podrán elegir entre el flamenco primitivo de dos jerezanas imponentes: Juana la del Pipa y Dolores Agujetas. Ambas estarán en la Iglesia San Luis de los Franceses (11 de septiembre y 18, respectivamente) para gritar y vomitar esas letras agónicas que forman necesariamente parte del amor y de la vida. Esas palabras duras, secas, que salen a borbotones y te cortan en dos.

Y, por último, los que se animen a experimentar y quieran huir de la relaciones convencionales, podrán apuntarse el 30 de septiembre a Tiento madera, la atmosférica y envolvente propuesta underground que propone el guitarrista y músico Raúl Cantizano y Marco Serrato (bajista y voz de la banda Orthodox) con el cantaor utrerano de voz profunda Tomás de Perrate, tres artistas comprometidos que son un revulsivo en la oferta flamenca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios