Sevilla

La transcripción literal del careo

  • El presidente del tribunal les pidió antes de iniciar la prueba que accedieran al careo, que duró dos minutos y 41 segundos, "sin insultos, sin amenazas y sin ofensas".

Comentarios 3

El presidente del tribunal les recordó brevemente a Miguel Carcaño y Samuel lo que han declarado y les pidió antes de iniciar la prueba que accedieran al careo "sin insultos, sin amenazas y sin ofensas" y le da la palabra primero a Miguel para que se dirija en primer lugar a Samuel. El careo dura dos minutos y 41 segundos.

Miguel. Lo único que te quiero decir, ya que estás implicado conmigo, que digas adónde está Marta, ya que tú estás en la calle y yo estoy en prisión, y se ve que tu actitud es lo más pasota que se puede ser...

Samuel. Te voy a contestar. Cree el ladrón que todo el mundo es de su misma condición, eso lo primero. Y explicame tú, con el mayor respeto a todas las personas de la sala, ¿quién te crees tú? Que tú, una persona que mata a una persona, ¿quién se va a creer en esta sala, con el máximo respeto a todas la personas que hay en la sala, quien se prestaría a ayudar a la desaparición de un cuerpo cuando otra persona es el que la ha matado? Porque yo, no.

Samuel. Y explícame, cómo es posible que supuestamente tu me estés metiendo en una hora de nueve y cuarto a nueve y media aproximadamente, cuando a esa hora estoy yo con mis testigos en Montequinto y me dices con un coche inventado, que ninguna amistad mía tiene ese coche. Explícame por qué tú las cosas que dices son sin aportar pruebas.

Miguel. Explícame tú por ejemplo los tickets de autobús, esos tickets nunca han aparecido.

Samuel. Pero yo a ti no te tengo que demostrar nada, se lo tengo que demostrar al jurado.

Miguel. Intento demostrar que tu ese día no cogiste el autobús, tenías coche. Intento decir que tu viniste a mi casa con coche, no en autobús como tú dices. Y que tampoco apareciste por la casa también es mentira porque igual que tú apagas tu móvil, y está confirmado que tu apagas el móvil, en esa época tú eras más listo que yo, por eso tu estás en libertad y yo estoy en prisión.

Samuel. Yo soy Forrest Gump que desde Montequinto a tu casa tardo cinco minutos, ¿no? O tengo un hermano gemelo o soy el primo de Forrest Gump.

[El juez les advierte del tono que están adoptando en la conversación y les pide que empleen actitudes “más pacíficas”]

Samuel. Es que señoría discúlpeme pero como usted comprenderá... en acusaciones falsas. Con acusaciones falsas no puedo, es normal que me hierva la sangre. Con mis disculpas señoría.

Samuel. Como te he dicho, a ti no te tengo que demostrar absolutamente nada, a quien se lo tengo que demostrar es al señor juez y a sus compañeros, no te tengo que demostrar a ti nada. Porque si yo estuve en Montequinto con el paso del proceso judicial.

[El juez interrumpe al imputado para preguntale a Miguel Carcaño si insiste en su última versión y en la implicación de Samuel Benítez]

Miguel. Sí señoría.

Samuel. Es fácil aquí acusar en este país sin aportar pruebas. Y por el contrario haz como yo, que hablo y aportando pruebas, las aportaré

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios