Sevilla

Un testigo sorprende al decir que el Cuco llevó a Marta a Triana

  • Un amigo de la víctima insiste en que no era Carcaño quien la acompañaba

Comentarios 36

Un testigo sorprendió ayer a todos los que se encontraban en la sala de vistas de la Audiencia de Sevilla al declarar que fue el Cuco y no Miguel Carcaño quien llevó a Marta del Castillo a Triana. Este testigo, Ángel Reina, se había citado con la joven asesinada en la plaza del Altozano sobre las ocho menos cuarto de la tarde del 24 de enero para ir a la capilla de la Esperanza de Triana. 

El testigo, que apenas recordaba nada de aquel día y fue muy impreciso en cuestiones horarias, fue explicando lo ocurrido aquella tarde sin que a ninguna de las partes ni a los presentes se le pasara la cabeza que no fuera Carcaño quien había llevado a Marta en una moto hasta Triana. "La acompañaba un chico en una moto", "estuvo allí cinco minutos", "se fueron por la calle Castilla", "al día siguiente me llamó su tío para preguntarme si sabía algo de ella". Concluyeron el fiscal y la acusación particular sus preguntas y, cuando le tocó el turno a la abogada defensora de Miguel Carcaño, Paloma Pérez Sendino, ésta le preguntó si Marta le había presentado al chico que le acompañaba. "Sí, me lo presentó como el Cuco", respondió el testigo, para sorpresa de todos. "Era un chico moreno, delgado y con el pelo corto". 

El abogado de la acusación particular, José María Calero, pidió incluso un receso para estudiar la ley de enjuiciamiento criminal para plantear que el testigo pudiera identificar a Miguel Carcaño. Al reanudarse la sesión, Ángel Reina no reconoció a Carcaño como la persona que acompañaba a Marta aquella tarde. 

Antes de este testigo, declaró una amiga de Marta, cuya hermana salía con el Cuco. La chica describió a Carcaño como "un niño normalito, aunque era un poquito celoso y se enfadaba muchas veces" y relató un episodio que le habían contado acerca de él, que destrozó "una puerta de un porrazo". El último testigo antes del Cuco fue otro joven que participó en la búsqueda las primeras horas, a quien le extrañó ver que la moto de Carcaño, aparcada en León XIII a las 5:00 del 25 de enero, "estaba seca", cuando había llovido con fuerza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios