Andalucía

"Ninguna persona honrada se lleva un fardo de hachís a su casa"

  • El delegado de la Agencia Tributaria en Cádiz ve "gravísimos" los sucesos vividos días atrás en la playa de Sanlúcar de Barrameda y demanda un rechazo general unánime

Los sucesos vividos la semana pasada en la sanluqueña playa de Bonanza adquieren el calificativo de "gravísimos" y precisan, por tanto, de un "rechazo general unánime". Ésta es al menos la opinión del delegado de la Agencia Tributaria en Cádiz, Ignacio Martínez, que entiende que los hechos protagonizados por un centenar de sanluqueños -mujeres y niños incluidos- que se apoderaron de un alijo tras apedrear un helicóptero de Vigilancia Aduanera supone "el caso más anómalo" con el que se ha tenido que enfrentar la Agencia Tributaria en muchos años.

"Normalmente, cuando detectamos que se está produciendo un desembarco de droga y nos personamos en el lugar, los narcotraficantes emprenden la huida. Esto fue lo que pasó también en Sanlúcar la tarde del 28 de noviembre. Pero lo que no habíamos visto jamás es que en nada de tiempo llegara una marea humana con niños incluidos que nos hicieron frente arrojando de todo a nuestros agentes y al helicóptero, incluso latas de bebidas llenas de arena. Claro que estuvo en peligro la vida de los agentes de Vigilancia Aduanera", reflexiona Martínez.

Transcurrida ya más de una semana de estos acontecimientos, en la Agencia Tributaria se mantiene "mucha preocupación" por unos hechos que, según su delegado en Cádiz, "no tienen justificación posible". "No se puede amparar la participación de un grupo de personas en un delito, porque eso es lo que supone llevarse un fardo de hachís. Es un delito, porque lo que se está haciendo es traficar con una sustancia nociva para la salud pública", apostilla Martínez. Del mismo modo, entiende que es "muy triste" que haya personas -"incluido algún político que no voy a señalar", dice- que haya intentado buscar una justificación a estos hechos en la crisis económica actual. "No hay justificación a un suceso de tamaña gravedad porque ninguna persona honrada se lleva un fardo de hachís a su casa", apostilla.

Estos hechos han derivado hasta la fecha en una única detención, producida el mismo día 28, cuando agentes de la Policía Nacional apresaron a D.C.C., vecino de Sanlúcar y de 34 años, cuando portaba un fardo de hachís. Además, un Juzgado de Sanlúcar mantiene abierta una investigación tras la denuncia presentada de manera conjunta por la Agencia Tributaria y la Policía Nacional. De cara al futuro, Martínez dice que la Agencia Tributaria "no se va a achantar" por este suceso "anómalo", que entiende será "muy difícil que se repita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios