EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Centros educativos

La oposición hace frente al planteamiento de integración de colegios e institutos

  • Javier Imbroda insiste en que la medida está todavía en una fase de "reflexión y análisis"

  • El PSOE y Adelante Andalucía avisan del daño para la enseñanza pública, que se suma a la aprobación del decreto de escolarización

El consejero de Educación, Javier Imbroda, en el Parlamento. El consejero de Educación, Javier Imbroda, en el Parlamento.

El consejero de Educación, Javier Imbroda, en el Parlamento. / Raúl Caro / Efe

La Consejería de Educación acumula polémica tras polémica. Después de congregar la crítica por la aprobación el lunes del decreto de escolarización, el consejero reunió ayer los ataques de los grupos parlamentarios de la oposición a causa de una medida, nonata aún, cuya puesta en marcha lleva estudiando la Junta casi un año y que se fundamenta en la integración de las enseñanzas de Infantil, Primaria y Secundaria en un solo centro educativo. PSOE y Adelante Andalucía arremetieron contra el responsable de Educación, Javier Imbroda, a quien volvieron a señalar de querer lesionar la educación pública.

Con el eco todavía reciente del nuevo decreto de escolarización puesto en marcha, los partidos de la oposición al Gobierno andaluz en el Parlamento cargaron duramente contra una idea, la de unificar colegios e institutos, que Imbroda se empeña en aclarar en las últimas semanas, y que ayer también lo hizo en una comparecencia en la Cámara, que por el momento no hay más que "un análisis y una reflexión" y que, cuando la idea tome cuerpo, se implantará de un modo gradual, comenzando por experiencias "piloto" consensuadas con la comunidad educativa y bajo el manto de la "demanda social".

Claro que para la oposición las referencias al "consenso" y a la "demanda social" por parte del consejero no son más que un mantra después de comprobarse, a juicio de la oposición, la escasa repercursión que han tenido las sugerencias de los colectivos educativos en el citado y polémico decreto de escolarización.

Críticas del PSOE y Adelante Andalucía 

La diputada del PSOE Beatriz Rubiño acusó a Imbroda de "mentir" y de tener una "hoja de ruta oculta cuya pretensión es "acabar" con unidades educativas y con el profesorado de la educación pública. Después de aludir al "nefasto" decreto de escolarización, Rubiño denunció que el consejero pretende dar un "hachazo" al modelo público con la unificación enseñanzas en los centros, recogió Efe en una nota.

En nombre de Adelante Andalucía, la diputada Luz Marina Dorado abundó en "el daño" que la Consejería está provocando, a la que reprochó que esté "decidida a asfixiar la educación pública". Dorado afeó que, con la integración de colegios e institutos, Imbroda entiende los centros educativos como "muñecas rusa" y le recriminó "la premura" y "el despotismo" con el que pretende implantarse este proyecto, dijo la diputada en unas declaraciones citadas por Europa Press.

Reducir el fracaso y el abandono escolar

Con las experiencias previas en la implantación en comunidades autónomas como Castilla y León y Madrid, la Consejería de Educación lleva desde la pasada primavera meditando el modo de hacer realidad una tipología de centros educativos que, en la teoría, buscan combatir el fracaso y el abandono escolar, dar respuesta a la escasez del alumnado en zonas con acusados problemas de natalidad y reducir el número de aulas prefabricadas.

Imbroda ha defendido en diversos foros, a lo largo del último año, que, mediante esa integración de centros, pretende una mejor comunicación entre los colegios y los institutos, homogeneizando criterios de evaluación o preparando a los alumnos acerca de los cambios que se encontrarán en Secundaria, reduciendo el impacto del cambio de nivel que se produce en Primero de ESO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios