Violencia de Género

Un hombre asesina a su expareja a puñaladas en Maracena

  • El padre de la víctima confirma que la fallecida había ido en varias ocasiones a denunciar pero le indicaron que "no guardaba el perfil"

La Guardia Civil durante el levantamiento del cadáver de la víctima. La Guardia Civil durante el levantamiento del cadáver de la víctima.

La Guardia Civil durante el levantamiento del cadáver de la víctima. / Carlos Gil

Una mujer de 39 años ha sido asesinada a puñaladas esta mañana a manos de su expareja sentimental, de 49 años, en Maracena. Pese a que en un principio se apuntó que no existían denuncias previas de malos tratos según fuentes de la Guardia Civil y del Instituto de la Mujer, el padre de la víctima, Eduardo Alonso, ha indicado a Granada Hoy que su hija "sí tenía denuncias". El agresor se encuentra detenido en dependencias de la Guardia Civil de Maracena.

Los hechos han tenido lugar sobre las 10:20 horas en el domicilio de la víctima, situado en la Plaza Campoamor en el barrio de Villasol de Maracena. Los clientes de la terraza de un bar que se encuentra ubicado bajo el inmueble, así como algunos vecinos, escucharon dos gritos de socorro que procedían del primer piso. Tras ello, se hizo el silencio, por lo que avisaron a las autoridades de que algo ocurría en una de las viviendas de ese edificio.

Al llegar, los agentes de la Policía Local de Maracena hallaron a la mujer en medio de un charco de sangre, junto al hombre, que ha sido detenido. Por lo que acto seguido se dio aviso a la Guardia Civil, cuerpo que se ha hecho cargo de la investigación.

Tal y como pudo saber este diario, el homicida fue a recoger al hijo de 12 años que tenía en común con la víctima, lo llevó al colegio y después volvió al domicilio y cometió el crimen.

Poco antes de las doce del mediodía, la familia de la víctima llegó al inmueble avisada por los agentes. Fue entonces cuando se les confirmó que la mujer había fallecido a manos de su ex pareja, con la que estaba teniendo un "divorcio conflictivo".

Tal y como ha explicado el padre de la fallecida a este periódico, ésta se habría dirigido tanto al área de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Maracena, como a la Guardia Civil, pero le habían dicho que "no guardaba los perfiles. Le decían que no siguiese denunciando porque no servía para nada, que no daba el perfil. ¿Qué perfil tiene que darse entonces?". De este modo la familia ha pedido que se de a conocer la "realidad y la verdad" de lo que ha ocurrido porque "lo de que no había denuncia es mentira, y que se diga eso es aún más dolor" para ellos.

Por su parte, la Guardia Civil, consultada por este periódico, ha indicado que ellos "no tienen registradas denuncias por violencia de género o malos tratos". Tan solo  les consta un incidente en 2016, en el que el exmarido de la víctima la había echado de casa, pero sin que haya denuncia por malos tratos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios