Andalucía

Una estampida de elefantes originó la muerte de la joven malagueña en Zambia

  • La familia de Laura Peláez pide a las autoridades que se agilicen los trámites de repatriación

Comentarios 4

La familia de la joven antequerana Laura Peláez, que falleció el pasado martes tras ser atacada por un elefante mientras participaba en un safari en el Parque Nacional de Luangwa, ubicado en la parte oriental de Zambia, pidió ayer a las administraciones competentes que agilicen los trámites para repatriar el cadáver de su hija. Ayer por la mañana, Ricardo Millán, alcalde de Antequera, mantuvo una reunión con la hermana y el cuñado de la joven fallecida para tratar el tema de la repatriación, un proceso que está resultando muy lento."Se está intentando contactar por medio del subdelegado de Gobierno y del Ministerio de Asuntos Exteriores para intentar agilizar lo antes posible el traslado del cadáver hasta aquí", indicó el primer edil.

La familia está destrozada. "El recuerdo que nos queda es malísimo, nunca debería haber ido, pero parece que tenía en ese sitio sus días contados", explicó Pilar Gómez, madre de Laura.

El grupo formado por 20 turistas, se encontraban de safari, cuando alguien avisó de que se había producido una estampida de elefantes. "Aún no sabemos qué ocurrió, si es que no le dio tiempo a resguardarse o que pasó hasta que no hablemos con los compañeros de viaje de mi hija". Laura además de ser una joven valiente tenía un gran corazón y aprovechaba sus periodos vacacionales para colaborar con algunas ONG que llevaban alimentos al continente africano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios