La investigación judicial por el brote de listeriosis

La defensa de Magrudis alega que hay una "culpa in vigilando" de las administraciones

  • El abogado Hilario Aranda, que representa al padre y a los dos hijos investigados, sostiene que "no hay posibilidad" de que el positivo en listeria detectado en febrero sea el mismo que el registrado en julio

  • Considera que la situación vivida con este brote "volverá a repetirse si el sistema no cambia" porque el autocontrol es un modelo "carente de garantías".

El gerente de la empresa Magrudis, José Antonio Marín (i), y su hijo Sandro José (d), custodiados por la Guardia Civil en los juzgados. El gerente de la empresa Magrudis, José Antonio Marín (i), y su hijo Sandro José (d), custodiados por la Guardia Civil en los juzgados.

El gerente de la empresa Magrudis, José Antonio Marín (i), y su hijo Sandro José (d), custodiados por la Guardia Civil en los juzgados. / EP

La defensa de Magrudis ha asegurado este jueves, después de que la juez haya ordenado el ingreso en prisión de José Antonio Marín Ponce y de su hijo Sandro José Marín Rodríguez, que en relación con el brote de listeria que ha causado más de 200 contagios hay, a su juicio, una "culpa in vigilando" de las administraciones públicas.

El abogado Hilario Aranda, que defiende al padre y a los dos hijos vinculados con la empresa Magrudis, ha indicado a los periodistas al término de las declaraciones que considera que en este caso hay "otras responsabilidades paralelas por culpa in vigilando de las administraciones públicas", porque el sistema de autocontrol de este tipo de actividades es un sistema "carente de garantías".

El defensor ha añadido que en el caso del brote de listeria la vigilancia por parte de las administraciones implicadas, en alusión al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía, se ha desarrollado "de forma muy deficitaria", hasta el punto de que ha vaticinado que una situación como la que se registró en el mes de agosto "volverá a repetirse si el sistema no cambia", ha aseverado.

Hilario Aranda ha señalado que en los próximos tres días presentará un recurso de reforma y subsidiario de apelación ante la Audiencia de Sevilla contra el auto de prisión que ha dictado la juez Pilar Ordóñez contra los representantes de Magrudis. El letrado ha señalado que la juez ha considerado que el conocimiento que tenían el padre y el hijo desde febrero del positivo en la bacteria listeria es "determinante para que su responsabilidad penal pueda ser exigida", pero en su opinión la instructora ha "obviado que el brote de febrero no tiene posibilidad de ser el mismo" que el registrado en el mes de julio.

En este sentido, ha afirmado que existen pruebas analíticas realizadas durante los meses de mayo, junio y julio de los productos de Magrudis que han dado resultado negativo a la bacteria, por lo que "no sabemos de dónde se produce esa listeriosis", en referencia al brote que ha provocado las tres muertes, el aborto de siete embarazadas y 216 infectados.

El letrado ha indicado asimismo que, en contra de lo que se ha publicado, la empresa tenía "licencia de actividad" y un "plan de control exhaustivo que han cumplido", por lo que a su juicio "difícilmente se puede exigir una responsabilidad criminal que requiere una imprudencia grave".

Además, ha dicho que ni los investigadores ni la juez instructora "saben dónde estaba la listeria" y ha añadido que Magrudis comparaba la carne "con factura" en mataderos de Sevilla. También ha dicho que no existe una "marca blanca" de Magrudis ni una fábrica clandestina, y ha añadido que la empresa que figuraba a nombre de su otro hijo -Elaborados cárnicos Mario SLU- tenía como "único comprador a Magrudis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios