Educación

Rechazo de los profesores andaluces al aprobado general por el coronavirus

  • Los maestros de Infantil y Primaria son los que apoyan esta opción

  • En las enseñanzas medias se defiende más que se valore el trabajo realizado en casa

Varios estudiantes de Bachillerato repasan los apuntes antes de examinarse. Varios estudiantes de Bachillerato repasan los apuntes antes de examinarse.

Varios estudiantes de Bachillerato repasan los apuntes antes de examinarse. / D. S.

Los profesores andaluces también rechazan el aprobado general. Así lo demuestra un estudio dirigido por el profesor de la Universidad de Granada, Fernando Trujillo, quien también colabora con la institución Conecta 13, y que se titula Escenarios de evaluación en el contexto de la pandemia por Covid-19: la opinión del profesorado. En él se ha preguntado por los cuatro escenarios que se barajan para el final del curso escolar: la autonomía de los centros, el ajuste del currículo, la evaluación positiva condicionada y la evaluación positiva sin condiciones. 

En el estudio han participado 3.047 docentes andaluces, la mayoría de ellos de centros públicos (el 81%) y de distintas etapas. En las de Infantil y Primaria la opción por la que más se han decantado los maestros es por la de otorgar el aprobado general a los alumnos sin condiciones. En Infantil la elige el 42% de los docentes y en Primaria, algo menos, el 39,74%, aunque sigue siendo la alternativa que gana más peso frente a las otras tres. 

La preferencia cambia totalmente al pasar a los institutos. Aquí el escenario que se considera más conveniente por parte de los profesores es el segundo, el del ajuste de currículo. Se trata de fijar unos "objetivos mínimos" para el tercer trimestre (bien por parte de los centros o de la Administración), los cuales se evaluarán con los medios disponibles. Se otorgarán las calificaciones correspondientes: desde un suspenso a un sobresaliente.

Tal opción la elige el 39,74% de los profesores de Secundaria y el 21% de los de Bachillerato. El aprobado general sin condiciones sólo recibe el visto bueno del 12,66% de los docentes de la ESO y del 16,52% en la etapa preuniversitaria.

Rechazo en los institutos

Por tanto, en los institutos se evidencia un amplio rechazo al aprobado general que han solicitado varios colectivos y que tanto el consejero andaluz de Educación y Deporte, Javier Imbroda, como la ministra del mismo ramo, Isabel Celaá, han descartado. Esta posibilidad si se va a aplicar en Italia, otro de los países, junto con China, EEUU y España, más afectados por el coronavirus.

En las conclusiones de este trabajo -en el que además de Fernando Trujillo han participado Manuel Fernández Navas, Adrián Segura Robles y Manuel Jiménez López- se determina que existen dos culturas escolares diferenciadas, las cuales son resultado de experiencias de aprendizaje, de formación y de prácticas docentes distintas.

De esta manera, los docentes que apoyan los escenarios 1 y 2 están vinculados a la llamada “cultura del esfuerzo” o con el mérito anterior a la situación de confinamiento. Por contra, los profesores que apoyan los escenarios 3 y 4 parecen estar más preocupados por garantizar que ningún estudiante se vea perjudicado de ninguna manera por la situación de confinamiento

Los puntos comunes

Ambos bloques, sin embargo, encuentran puntos comunes a la hora de abordar esta situación sin precedentes: la dificultad de concretar medidas que atiendan a toda la "casuística" posible de estudiantes, familias y centros educativos; el rechazo a generar más carga burocrática en el profesorado; y la necesidad de coordinación y de apoyo por parte de la administración hacia la labor de los docentes. 

El informe acaba concluyendo que la resolución de la situación actual puede pasar por "un paquete de medidas" que contemple las necesidades de cada etapa educativa y que implique no sólo actuaciones para el presente curso escolar sino para los próximos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios