Narcotráfico en La Línea

"El clan de los Castañitas está eliminado"

  • La Policía Nacional detiene a Isco Tejón, considerado el mayor narcotraficante de España

  • En búsqueda y captura desde 2016, el cerco policial en su entorno le fuerza a entregarse

  • El juez decreta su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza

Comentarios 2

“El clan de los Castañitas está eliminado”. Con esta rotunda frase el jefe de la brigada de Policía Judicial de la Comisaría de La Línea resumió ayer lo que supuso la detención, a primera hora de la mañana, de Francisco Isco Tejón, que pactó su entrega cerca de su domicilio, en la playa de La Atunara, forzado por el cerco policial al que estaba siendo sometido desde hacía semanas. De hecho, el día anterior hubo una redada en el citado barrio para intentar detenerle. Finalmente, convencido de que carecía de escapatoria, sus abogados se pusieron en contacto con la Policía para comunicar la hora y el lugar de la entrega en un “punto de encuentro”. Los investigadores tenían localizados hasta tres domicilios en los que el ahora detenido pernoctaba.

Isco compareció en torno a las 7:45, acompañado por amigos y familiares, con buen aspecto y una bolsa con una muda de ropa. Tras ser llevado a la Comisaría, fue trasladado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de La Línea, en funciones de guardia, donde tras comparecer sobre las 11:00 su titular decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por los presuntos delitos de tráfico de estupefacientes, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales. Ayer permanecía en Botafuegos a la espera de ser trasladado a otra prisión, previsiblemente de El Puerto de Santa María, bajo el régimen para internos de especial seguimiento, que limita a tres horas su estancia diaria en el patio y le aísla del resto de reclusos.

El jefe de la Policía Judicial en La Línea compareció ante los medios de comunicación en la Comisaría de La Línea para explicar los detalles de la intervención. Hizo hincapié en que su entrega se debe fundamentalmente al cerco policial, que se había ido estrechando sobre todo desde el pasado mes de junio, cuando fue detenido su hermano Antonio, hasta entonces líder del clan y que se encuentra en la prisión de Córdoba. La actividad de los Castañitas se basaba en el tráfico de hachís, aunque en los últimos meses se estaba centrando en el contrabando de tabaco.

Al igual que su hermano Antonio, Isco está en régimen de aislamiento en prisión

Isco el Castañita estaba en busca y captura desde 2016. El responsable de la Comisaría linense explicó que desde entonces ha permanecido en La Línea, sobre todo en la zona de su entorno familiar y de amigos, aunque también indicó que podría haberse movido por Gibraltar. Por este motivo había adoptado una vida nocturna y se movía por ambientes en los que sabía que no iba a ser identificado.

El jefe de la Policía Judicial indicó que desde enero se intensificaron las investigaciones para detener a los dos hermanos con un dispositivo integrado por medio centenar de agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de La Línea y del Grupo de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (Greco) de la Costa del Sol. “Desde octubre 2016 era prioritario detener a estas dos personas”, explicó. Para ello, el oficial destacó que las investigaciones conllevaron “un fuerte dispositivo humano” y que las actuaciones las llevó a cabo el comisario jefe de La Línea, Francisco López Gordo.

Isco Tejón, en las dependencias de la Policía de La Línea. Isco Tejón, en las dependencias de la Policía de La Línea.

Isco Tejón, en las dependencias de la Policía de La Línea.

“A raíz de la detención de Antonio en junio, su hermano adoptó medidas de seguridad mayores. Supuso esfuerzo intenso y considerable de los agentes policiales para su detención. Ese cerco establecido sobre el entorno familiar ha conllevado que la persona se sienta insegura. Ante esa inseguridad se ha entregado en la zona de la playa de la Atunara. El motivo único de su entrega se debe al cerco policial en la investigación. No hay pacto ni con la Policía ni a nivel de la Fiscalía. El único motivo es el constante y paulatino cerco establecido en su entorno”, insistió el responsable policial.

Se le imputan los delitos de tráfico de hachís, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal

Hace unas semanas el que está considerado como el mayor traficante de hachís de España apareció en un videoclip musical junto al cantante cubano Clase-A bajo el título de Candela. El jefe de la Policía Judicial afirmó que el vídeo “no ha sido un elemento para su entrega”. “Se grabó hace tiempo, el motivo es el cerco policial y la constante presión a la que estaba sometido”, reiteró.

La Policía Nacional tiene claro que nadie va a ocupar el puesto que dejó vacante primero Antonio Tejón y ahora su hermano Isco. “Ahora hemos descabezado el clan, que ya se desarticuló en 2016. Desde octubre de ese año estaban en búsqueda y captura y desde entonces actúan de otra manera”, explicó el responsable policial.

“Es un golpe importante. Está detención va a conllevar a que centremos los esfuerzos en otro tipo de clanes u organizaciones. No puedo asegurar que suponga una disminución de tráfico de drogas porque esto no lo podemos controlar. Para nosotros era un objetivo importante haber llevado a los hermanos Castañitas entre rejas. Tenían una alta actividad en la zona y para ellos supone otro golpe en la estructura. De un tiempo para acá la actividad ha ido decreciendo”, detalló el oficial.

Antonio Tejón fue detenido el pasado mes de julio en una operación en la que intervino un centenar de policías nacionales apoyados por un helicóptero. Al hasta entonces líder del clan también se le imputaron los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y tráfico de sustancias estupefacientes (hachís).

Antonio y su hermano Francisco lograron eludir una macrorredada (la operación Ronal) que a finales de 2016 permitió la detención en Cádiz y Marruecos de 30 miembros de su banda. Ambos pudieron huir y refugiarse en Marruecos. Tras la emisión de la orden de busca y captura internacional, la Policía logró detener a Antonio en un hotel de la ciudad marroquí de Tetuán cuando se iba a encontrar con su mujer. Su extradición a España no llegó a producirse por cuestiones burocráticas, lo que aprovechó para escapar. Según las autoridades, los hermanos Tejón regresaron a La Línea en una narcolancha y desde entonces permanecían refugiados en la ciudad y protegidos por integrantes de su red y terceros no fichados por los investigadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios