El asesinato de Marta

El Tribunal Supremo avala la absolución de Samuel

  • Los magistrados anticipan el fallo tan sólo unas horas después de celebrar una vista para la exposición del recurso de la familia.

Comentarios 16

El Tribunal Supremo ha ratificado la absolución de Samuel Benítez por el encubrimiento del asesinato de Marta del Castillo. El fallo fue anticipado por el Alto Tribunal unas horas después de haber celebrado una vista para que las partes pudieran exponer sus argumentos frente a la sentencia de la Audiencia de Sevilla que, en mayo del año pasado, absolvió por segunda vez a Samuel Benítez por estos hechos. El Supremo ha anunciado la desestimación de los motivos de casación por quebrantamiento de forma, infracción de ley y de precepto constitucional formulados por los padres de Marta del Castillo contra la sentencia absolutoria. 

El padre de Marta, Antonio del Castillo, había vaticinado a su salida del Supremo un resultado parecido, por cuanto declaró a los periodistas que "será más fácil encontrarla que hacer Justicia", en alusión a las labores de búsqueda del cuerpo de su hija. 

En la vista, la Fiscalía había pedido la confirmación de la absolución de Samuel Benítez y opinó que la Sala del Supremo ya fue generosa al obligar a la Audiencia a motivar detalladamente la absolución. "La extensa sentencia de la Audiencia analiza detalladamente la prueba y llega a una conclusión igual a la anterior, absolutoria, pero no puede decirse que no fundamente su fallo", concluyó la fiscal de Sala Pilar Fernández Valcarce. 

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla absolvió a Samuel Benítez por segunda vez en un sentencia en la que insistió en mantener, en contra del criterio del Supremo, que el cuerpo de Marta fue sacado antes de la madrugada del 25 de enero de 2009. Los magistrados de la Audiencia consideraron entonces, después de haber analizado nuevamente los hechos y visionar los vídeos del juicio, que no se dispone de un "solo dato o prueba objetiva en contra" de Samuel. "No lo hemos encontrado, no los aportaron las acusaciones en su día, y no deben de haberlos aportado ante el Tribunal Supremo puesto que no se mencionan en la sentencia de casación", argumentaban entonces. 

La abogada de la familia de Marta, Inmaculada Torres, defendió en su intervención que se había privado a la acusación particular del derecho a la doble instancia y que el tribunal que dictó la nueva sentencia no es imparcial, porque ya tenía un fallo decidido y ha buscado fundamentar esa decisión anterior en lugar de volver a revisar las pruebas. La letrada reprochó al tribunal que no haya querido someter a su juicio las numerosas pruebas que, según entiende, se habían puesto a su disposición. 

El abogado defensor de Samuel Benítez pidió de nuevo la absolución, al poner de manifiesto que no había "ni una sola frase de la sentencia" que indicara que los jueces de la Audiencia habían actuado de forma parcial y mantuvo que la acusación particular no ha presentado pruebas necesarias para dictar una sentencia condenatoria contra el joven. 

El letrado defendió que para condenar a Samuel Benítez sólo quedaba el relato incriminatorio del asesino confeso, Miguel Carcaño, al que definió como un "mentiroso compulsivo", que "ha mentido, y ha dado y seguirá dando versiones diferentes". 

La sentencia de la Audiencia declaró como hechos probados que Miguel Carcaño y el Cuco, "con ayuda de al menos un tercero desconocido" se deshicieron del cuerpo de Marta la noche del 24 de enero de 2009, y mantienen que el cuerpo fue sacado entre las 21:00 y las 22:15 horas de esa fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios