Andalucía

Soraya: garantía para el PP y para España

  • La política onubense defiende las "aptitud y actitudes" de la candidata

Soraya: garantía para el PP y para España Soraya: garantía para el PP y para España

Soraya: garantía para el PP y para España

Durante los años que he tenido la responsabilidad de ser ministra de Empleo de España he hablado numerosas veces de liderazgo femenino. He defendido en múltiples ocasiones, en conferencias, actos y sesiones de control, que el talento no entiende de edad ni de género. Lo repito porque a menudo se olvida y persisten ciertas inercias, basadas en sendos clichés equivocados como, por ejemplo, que la juventud es un valor en sí mismo y que quienes rondan los 50 deben ser sacrificados, o que el liderazgo femenino es una moda reciente.

Lo diré una vez más: el talento no tiene edad ni entiende de género. Es una cuestión de aptitudes y de actitudes. Soraya Sáenz de Santamaría aúna ambas. En el Partido Popular tenemos la oportunidad de demostrar que la completa incorporación del talento femenino es mucho más que una moda.

No podemos negar que lo femenino está de actualidad. Pero es mucho más. Es un tema de justicia. Lo es. Pero también es mucho más. Es una necesidad de las sociedades que quieren competir en talento. Las primarias han puesto de manifiesto que casi dos tercios de los afiliados han preferido a una mujer. Ése es un dato que habla mucho del PP, de su madurez y de su modernidad.

Ya la historia reciente ha demostrado que grandes mujeres europeas del centroderecha han abierto, para sorpresa de las izquierdas, sendas transformadoras en el liderazgo político. El Partido Popular lo lleva haciendo décadas en el ámbito municipal, la primera mujer alcaldesa de nuestra democracia era del PP y era de Huelva, mi querida Pilar del Pulgar. Luego ha habido mujeres presidentes de comunidades, del Congreso y del Senado, en los más altos cargos de la organización interna de nuestro partido, con mujeres excepcionales como la secretaria general o presidentas locales y regionales.

He tenido la suerte de aprender de mujeres, en lo personal y en lo profesional. Desde el más cercano ejemplo de mi abuela a la alta dirección de las empresas y, por supuesto, en la política. Empecé con Teófila Martínez, una experiencia que fue clave en mi vida y años después con Soraya para rearmar la oposición del PP en la etapa de Rodríguez Zapatero. Recuerdo que me dijo: "No puedo ofrecerte nada, pero sí te aseguro que vas a formar parte de un proyecto que va a transformar España". Tenía razón. Ese equipo iba a ser el germen de la mayoría absoluta más amplia que habíamos logrado hasta entonces.

Todo lo aprendido me ha ayudado después a ejercer mi propio liderazgo en los años de ministra. Una experiencia de liderazgo que requiere conocimientos técnicos, sí, pero siempre corazón, saber escuchar, arrestos para tomar decisiones difíciles, pero sin perder la cercanía con el impacto de estas decisiones. Y por supuesto, sólidos principios y claridad de ideas, las de nuestro partido. Con generosidad, como Soraya ha defendido, una y otra vez, durante la candidatura a la Presidencia del PP.

Para el éxito de nuestro proyecto, para ampliar su base social, para reforzar sus principios esenciales, para ganar las elecciones a una izquierda que no puede soportar ser derrotada en las urnas por el PP, no hay una varita mágica. Pero sí os puedo asegurar que la fórmula del éxito es la suma en positivo y ese talento, esta vez femenino, que aúna aptitud y actitud ganadoras.

En esta batalla, como en todas las batallas, no hay adversarios (y si los hay están fuera del Partido Popular), sino aliados. Estoy convencida, y no soy la única, de que Soraya Sáenz de Santamaría es la persona más capaz para lograr esa suma de miradas, esa necesaria suma de enfoques para analizar las barreras y las palancas para hacer de nuestro proyecto político una realidad visible lo antes posible, antes de que Pedro Sánchez y sus acompañantes derriben la prosperidad que, con tanto esfuerzo y amor a España, hemos construido.

Éste es el momento, ha llegado la hora de que en nuestro país una mujer llegue a ser presidenta del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios