Andalucía

Rafael Escuredo sólo habla de su libro

  • El ex presidente de la Junta de Andalucía, defensor de Pedro Sánchez frente a Felipe González, presenta su última novela, la más intimista de todas

Rafael Escuredo, junto a Juan Espadas y Javier Fernández, este martes en Sevilla.

Rafael Escuredo, junto a Juan Espadas y Javier Fernández, este martes en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

No tocaba. Como se hubiera excusado Jordi Pujol, este martes no tocaba hablar del partido. Tocaba hablar de su libro. Como Paco Umbral. Y así fue. A pesar de que la plana mayor del PSOE de Andalucía, más viejos y nuevos militantes llenaron el salón de acto de la Diputación de Sevilla, Rafael Escuredo (Estepa, 1944) sólo habló de su libro, Sombras de luz, una novela intimista que relata el retiro de un hombre mayor, próximo a la muerte, y sus ajustes con la memoria. "Hoy no hablo del partido", insistió quien fuese presidente de la Junta entre 1979 y 1984, el hombre que le arrancó a Adolfo Suárez el referéndum autonomista del 28 de febrero y referente del socialismo andaluz que apoya al actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, frente a las críticas de Felipe González y Alfonso Guerra.

Escuredo habla de política, no es un tema que rehúya y sus mensajes en las redes sociales a favor de Pedro Sánchez levantan a una militancia que, de modo general, también apoya a Pedro Sánchez. El ex presidente de la Junta se viene expresando durante las últimas semanas en esta batalla interna del PSOE en la que no sólo intervienen los socialistas, sino también una legión de neofelipistas del PP que creen haber encontrado en Felipe González a la némesis de Pedro Sánchez. Este miércoles, Felipe González acompañará a Alfonso Guerra en la presentación de un libro de memorias en un acto que tendrá lugar en Madrid y que se aventura como la expresión del PSOE que está en contra de Sánchez.

Rafael Escuredo formó parte del grupo inicial de abogados laboralistas sevillanos que fraguó el nuevo PSOE de la Transición, el mismo bufete en el que trabajó Felipe González. Al acto de la presentación de su libro asistió el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas; el presidente de la Ejecutiva, Manuel Pezzi, y el ex alcalde de Sevilla Antonio Muñoz, más un largo etcétera de dirigentes, parlamentarios y militantes. Nadie del PP, a diferencia de lo ocurrido hace una semana en la misma ciudad, cuando Felipe González recibió un premio de la Cámara de Comercio de esta ciudad. 

Rafael Escuredo tiene una larga trayectoria como novelista, ha escrito cuentos, mucha novela negra y algún relato político biográfico, no es un ajeno al mundo literario. Como en esta ocasión, Almuzara ha sido su editorial de cabecera. "Escribí esta novela -dijo al referirse a su último título- pensando en mí mismo, pensé que sería la última, pero como soy algo contradictorio, me he enredado en otra, que será sobre Manuel Chaves Nogales". La periodista Mercedes de Pablo, quien le presentó, aseguró de la novela que es "un artefacto brillante y duro". 

Felipe González y Alfonso Guerra fueron de los pocos socialistas históricos que no se sumaron a un manifiesto en favor de Pedro Sánchez que se publicó antes de las elecciones del 23 de julio. El libro que este miércoles presenta Guerra, La rosa y las espinas, parte de un documental que ha dirigido el cordobés Manuel Lamarca. El texto recoge los mejores momentos de más de nueve horas de grabaciones, en las que el que fuera vicepresidente del Gobierno de Felipe González se muestra directo y sin las cortapisas de "lo políticamente correcto", según la editorial que lo publica, La esfera de los libros.

"El libro recoge los puntos de vista de aquel joven provinciano, enamorado del teatro y la poesía, que luchó durante veinte años en clandestinidad contra una malsana dictadura y que, más por azar y por responsabilidad que por vocación, desempeñó un cierto papel en el Gobierno de España y que hoy quiere creer que todavía sus opiniones encuentran eco en algunos españoles", dice el autor.

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios