El asesinato de Marta

La Policía descarta ya Majaloba y excava en una escombrera de Camas

  • Los investigadores buscan en una finca próxima al puente desde donde Carcaño dijo que tiró a Marta.

Comentarios 23

La Policía ha abierto un nuevo escenario de búsqueda de los restos de Marta del Castillo. Se trata de una finca situada entre Camas y el puente que une este pueblo con la zona del Charco de la Pava, la misma pasarela desde la que Miguel Carcaño aseguró que arrojaron a Marta al río en la primera versión de los hechos. Cinco años y siete versiones después, los investigadores han vuelto a reactivar la pista de Camas como posible enterramiento de los restos de la adolescente asesinada el 24 de enero de 2009. 

Según la nueva línea de investigación, el cuerpo habría sido enterrado bajo una escombrera que había en esta zona, una extensa parcela situada a un lado de la antigua carretera de Camas, que actualmente sólo se usa para el autobús público y para el paso de ciclistas que salen desde Sevilla hacia el Aljarafe. La finca está ubicada a unos 300 metros del puente, en el lado de Camas. Desde hace cinco días, una excavadora remueve el terreno de esta antigua escombrera, por el momento sin que se haya encontrado ningún indicio que pudiera ayudar a localizar el cuerpo. 

Este nuevo escenario de búsqueda estaría siendo investigado por la Policía desde el pasado mes de enero, si bien no ha sido hasta ahora cuando se ha introducido la excavadora para remover la tierra. Según fuentes policiales, el objetivo de someter a Miguel Carcaño a la prueba del Potencial Evocado Cognitivo o test de la verdad era precisamente el de analizar si esta pista podía ser fiable o no. La mente de Carcaño habría emitido un reflejo positivo al ver imágenes de esta zona de Camas, de ahí que los investigadores ni siquiera esperaran a que estuvieran listos los resultados de la prueba practicada al asesino para meter la excavadora en el terreno. 

La esperanza de la Policía y de la familia de Marta del Castillo en esta nueva búsqueda es alta, pero ambas partes son conscientes de que esta zona era un lugar habitual de paso de Miguel Carcaño hacia su casa de Camas y, por tanto, podría haber sido reconocida por su memoria por ello y no porque necesariamente fuera el lugar elegido como sepultura de Marta del Castillo. Lo que sí parece descartarse ya son otros escenarios anteriores de búsquedas, como el río Guadalquivir, el vertedero de Montemarta-Cónica, las zanjas de Caño Ronco y la finca Majaloba. Hasta este mismo miércoles, un patrullero permaneció apostado en el camino de acceso a esta parcela de La Rinconada, impidiendo el acceso a toda persona ajena a la finca, en lo que todo apunta a que era una maniobra de despiste de la Policía. 

La obsesión de los investigadores por evitar a los medios de comunicación se hizo patente este miércoles, cuando se estableció en torno al puente de Camas un fuerte despliegue policial para impedir el acceso a cualquier periodista a la zona de búsqueda. Numerosos agentes cortaban el paso a cualquier persona que quisiera atravesar la pasarela, la mayoría de ellos ciclistas. Los policías revisaban bolsos y mochilas y, si alguien portaba una cámara de fotos, le obligaban a darse la vuelta y tomar otro camino. Finalmente, a primera hora de la tarde, se permitió el acceso a la prensa hasta una distancia prudencial del lugar en el que se estaba excavando. 

Antonio del Castillo se mostró esperanzado en la nueva búsqueda y deseó "suerte" a la Policía Nacional en su intento por encontrar a su hija. Además, aseguró que no se presentará en ninguno de los rastreos. "Cada vez que estoy y no aparece se cuenta como un fracaso y no quiero esa mala publicidad para la Policía", dijo, y añadió que en este cuerpo de seguridad en lo único que actualmente se apoya la familia. Del Castillo indicó que espera que "no se demore mucho" la búsqueda, si bien expuso que "después de cinco años si tardan una semana más no es tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios