Andalucía

PSOE y PP coinciden en la defensa de las donaciones de Amancio Ortega

  • Aguirre, Moreno y Montero avalan el buen funcionamiento de la maquinaria contra el cáncer donada por el magnate de Inditex

Amancio Ortega, fundador de Inditex. Amancio Ortega, fundador de Inditex.

Amancio Ortega, fundador de Inditex. / Agencias

Comentarios 14

Consenso entre los dos grandes partidos en la defensa de las donaciones de Amancio Ortega criticadas por Pablo Iglesias. El magnate gallego de la industria textil llegó a un acuerdo en 2016 con la Administración socialista que permitió la instalación de 25 aceleradores lineales para el tratamiento del cáncer.

En total, 40 millones de euros que volvieron ayer al tablero mediático porque el líder de Podemos calificó estas donaciones de “caridad” al tiempo que acusó a Ortega de evadir impuestos. Sus críticas pusieron ayer de acuerdo a socialistas y populares andaluces, desde el consejero de Salud a la ministra de Hacienda en funciones, pasando por el propio presidente de la Junta.

Juanma Moreno considera “absurdo y demagógico” el posicionamiento del líder de Podemos. Es más, el jefe del Ejecutivo andaluz se ha mostrado partidario de que otras grandes empresas actuaran igual que Ortega, colaborando a través de sus fundaciones en causas sanitarias, educativas o sociales. Moreno ha defendido además que el dueño de Inditex paga sus impuestos y defendió que estas donaciones son “un retorno que tiene para la sociedad y a la empresa le viene bien en términos fiscales y desde el punto de vista de la reputación”.

El presidente de la Junta está convencido de que quien tiene que hacerse una prueba diagnóstica o una operación “no le importa la procedencia de la máquina”. En esta idea ha abundado su consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, que reconoció que las máquinas de Ortega solucionaron un “problema de obsolescencia” de la sanidad andaluza.

“Ojalá tuviéramos diez Amancio Ortega”, ha enfatizado Aguirre antes de anunciar que va a enviar una carta a la fundación del magnate gallego para poner “a su servicio” los “magníficos” institutos públicos de investigación para desarrollar medicamentos oncológicos. “Estamos dispuestos a cualquier línea de trabajo que sume recursos entre la pública y la privada en beneficio de todos los pacientes”, ha sentenciado el consejero de Salud y Familias.

Desde el otro lado del espectro político también ha habido una defensa de la donación de Ortega. Fue la diputada socialista y ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, quien ha afirmado que “no es incompatible” una fiscalidad justa con que “una empresa pueda dedicar revertir parte de sus beneficios y sus donaciones a servicios que son para todos los ciudadanos”.

Montero, que fue consejera andaluza de Salud, ha señalado en un acto en Huelva que prefiere que las donaciones de esta índole se realicen a servicios públicos, como el sanitario, frente a otras fundaciones privadas que “tienen su ámbito de alcance, pero no tienen la multiplicación que tiene el servicio público”. No obstante, ha asegurado que debe ser “la inversión pública” la que protagonice la actualización tecnológica del servicio sanitario, con una programación que permita “incorporar las mejores tecnologías”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios