Andalucía

PSOE y Adelante rechazan las compatibilidades otorgadas por el Parlamento a varios diputados

  • Antonio Maíllo defiende que existe un "lucro indirecto" para la actividad privada de Francisco Serrano

  • Mario Jiménez apuesta por respetar la dedicación "absoluta" que exige la ley electoral andaluza

El salón de plenos del Parlamento El salón de plenos del Parlamento

El salón de plenos del Parlamento / Efe

Comentarios 2

El Parlamento ha concedido 16 de las 17 peticiones de compatibilidad realizadas por los diputados y no todos los grupo están de acuerdo con esta interpretación de la ley electoral andaluza. PSOE y Adelante Andalucía han mostrado hoy sus reservas después de que la Cámara haya permitido, entre otras actividades, que determinados diputados de Vox puedan continuar con algunos compromisos privados adquiridos antes de su elección el 2 de diciembre o que un parlamentario de Ciudadanos pueda seguir dando clases de grado y posgrado.

El único parlamentario al que se le ha denegado la petición es David Moscoso, de Adelante Andalucía, que había solicitado volver a dar clases en la universidad a tiempo completo. El diputado cordobés no podrá hacerlo y su jefe de filas, Antonio Maíllo, ha criticado que no sea posible compaginar una actividad en el sector público y si otras en el sector privado. 

"Se ha concedido la compatibilidad a todo dios", ha lamentado el portavoz de Adelante Andalucía, que ha señalado directamente a Francisco Serrano, presidente del grupo parlamentario de Vox quien podrá cerrar determinados casos pendientes. Lo ha explicado el portavoz de la formación, Alejandro Hernández, quien ha detallado que los diputados de Vox han renunciado al cobro por esas actividades. 

A Maíllo no le satisface la situación, pues alude a un "lucro indirecto" para estos diputados de Vox y, sobre todo, para Francisco Serrano, un "misógino que se dedica a defender padres 'maltratados". "Han venido para servirse de lo público", se ha quejado el portavoz de la confluencia de izquierdas, que apuesta por una reforma de la ley electoral para endurecer estas incompatibilidades en el sector privado.

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, ha abundado en esta idea al afirmar que la posición de los socialistas pasa por cumplir a rajatabla la ley electoral andaluza, que establece que quien cobra del Parlamento de Andalucía debe tener "dedicación absoluta". "No entra en otras consideraciones", en clara alusión a estas compatibilidades temporales concedidas por la Comisión del Estatuto de los Diputados. 

Ayer, el parlamentario socialista Rodrígo Sánchez Haro, ex consejero de Agricultura, reveló en su cuenta de Twitter que el PSOE había rechazado cuatro de las 16 compatibilidades otorgadas, lo que se traduce en que PP, Ciudadanos y Vox votaron en bloque para hacerlas posibles, toda vez que Adelante Andalucía tampoco avaló todas las compatibilidades. Sin embargo, el resultado de las votaciones no se conoce, ya que las deliberaciones de este ente parlamentario son secretas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios