EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla

Organizaciones de mayores advierten del "elevado riesgo de contagios masivos" con la salidas de los residentes

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) rechaza la instrucción de la Junta de Andalucía por la que se permite la salida al exterior de los ancianos residentes en centros de mayores en la actual fase 2 de la desescalada. El Gobierno andaluz ha hecho públicas esta semanas las medidas que deberán seguir estos centro en la recuperación de la nueva normalidad respecto a la recuperación de las visitas de familiares a los asilos y la salida de estos, solos o acompañados, al exterior. Esta última cuestión ha sido calificada por las organizaciones de mayores de "auténtica locura" y exigen al presidente Juanma Moreno su supresión "ante el riesgo elevado de volver a contagios masivos".

"El virus no se ha marchado continúa con nosotros. Estos días hemos tenido conocimiento que en la residencia de mayores El Carmen de Gijón se ha producido un brote y cuatro trabajadores y 15 residentes se han contagiado, la mayoría de ellos asintomáticos. El día 28 de abril se habían realizado pruebas en ese centro a todos los trabajadores y residentes dando todas negativas", manifiesta el presidente de FOAM Martín Durán en una declaraciones a este medio en las que recuerda que el hecho de que en Andalucía se hayan hecho test rápidos a todas las residencias de mayores "no garantiza nada".

En lo que a esos paseos de los mayores fuera de la residencia, extensibles a los centros de personas condiscapacidad, de menores tutelados, de personas con dependencia y de personas con problemas de adicciones, el Gobierno andaluz establece medidas como que el residente podrá salir a dar paseos solo o ir acompañado de su cuidador habitual, ya sea familiar o no, en función de su grado de autonomía, debiendo cumplir con las mismas medidas de protección; todos deberán usar mascarillas y lavar frecuentemente las manos con gel hidroalcohólico; al regreso de la salida, el residente realizará la higiene de manos antes de ingresar al centro y cambiará su mascarilla; es recomendable que al regresar de la salida se cambie de ropa y tome un baño; o la obligación de llevar a cabo un registro de los familiares que acompañan a las personas residentes durante el paseo, a fin de garantizar la trazabilidad en caso de que pueda producirse un caso positivo.

"Es una cuestión que debe de ser totalmente suprimida. La salida de una residencia de un residente, solo o acompañado, es una auténtica locura. De nada vale las medidas preventivas que se le acompañan y lo único que se conseguirá es llevar nuevamente el virus a un gran número de residencias", considera Martín Durán.

Respecto a las visitas de familiares, Durán considera que con ellas se pone "en grave riesgo" a todos los residentes y trabajadores de estos centros. En este sentido, la principal directriz de la Junta al respecto que se ha conocido esta semana pasa por la realización de una declaración responsable por parte del familiar visitante de no presentar síntomas relacionados con la infección en el momento presente ni en los 14 días previos a la visita relacionados con la infección Covid-19 en el momento presente ni en los 14 días previos a la visita. Una cuestión ante la que Durán  responde con firmeza: "Aún no se han enterado que el Covid-19 puede ser asintomático".

En definitiva, y a través de unas declaraciones a este medio, el presidente de FOAM deja claro las discrepancias con el Gobierno andaluz en la forma de empezar a recuperar la normalidad en los centros de mayores y lamenta que "desgraciadamente no se ha aprendido de los errores pasados".

"Nuevamente la improvisación vuelve a ser la tónica ya habitual, en esta crisis, por parte de la Junta de Andalucía, cuando se imponen medidas que afectan a los mayores. Y una vez más se toman medidas que creemos son contraproducentes si queremos cuidar a nuestros mayores con las mejores garantías para preservarlos de esta pandemia. Las primeras medidas adoptadas por la Junta de Andalucía para frenar la entrada del virus en las residencias de mayores llegaron tarde y no fueron las adecuadas y  favorecieron el número de contagios dentro de las mismas. Desgraciadamente no se ha aprendido de los errores pasados tan recientes que no ayudaron a disminuir el alarmante número de fallecidos de ancianos en residencias en nuestra comunidad sino todo lo contrario", sentencia el presidente de FOAM.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios