Consejo de Gobierno

Juanma Moreno rescata para la pedrea a partidarios de Casado y Cospedal

  • José Antonio Nieto será el portavoz del PP en el Parlamento y la gaditana Teresa Ruiz Sillero irá al Senado

José Antonio Nieto, en sus tiempos de secretario de Estado de Seguridad. José Antonio Nieto, en sus tiempos de secretario de Estado de Seguridad.

José Antonio Nieto, en sus tiempos de secretario de Estado de Seguridad. / EFE

La mitad del Gobierno andaluz es morenista; la otra mitad es de Ciudadanos. El presidente Juanma Moreno ha escogido a personas de su confianza para los primeros puestos de su Ejecutivo, dirigentes locales del PP que estuvieron con él, tanto en su elección como líder del partido, como en el frente de apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias populares. Sirva de demostración que el malagueño Elías Bendodo y el gaditano Antonio Sanz, ambos señalados desde Génova como adversarios, tachados de futuro, se sientan ahora en la mesa del Consejo de Gobierno. Bendodo es el número tres del Ejecutivo y el portavoz, el hombre fuerte, y Sanz entra en el Consejo como viceconsejero de Presidencia, es el fedatario.

Otro de los adversarios de la nueva dirección de Pablo Casado, Javier Arenas, seguirá en el Senado. Aunque su sombra siempre inquiete a los nuevos, Moreno entiende que fue él quien construyó la organización popular en Andalucía y quien lideró la victoria insuficiente de 2012.   

Juanma Moreno debe hacer un doble equilibrio desde San Telmo. Con Juan Marín, quien ya ha ocupado el ala oeste del palacio de San Telmo, el ala naranja, y con el resto de su partido, donde también abundan casadistas y antiguos aliados de María Dolores de Cospedal. Juanma Moreno ha comenzado a tener gestos en sus nombramientos con estos últimos, a los que, al menos, comienza a tocarles algo en la pedrea.

José Antonio Nieto, ex alcalde de Córdoba y ex secretario de Estado de Seguridad, será el portavoz del PP en el Parlamento andaluz. Nieto hubiese sido el relevo de Zoido de ser por Cospedal, pero Rajoy prefirió a Moreno al frente del partido en Andalucía. La secretaria general del partido, Dolores López, será la presidenta del grupo. A Nieto le queda el ingrato papel de ser el portavoz del partido del Gobierno, un cargo un tanto deslucido y destinado a atacar a sus homólogos en la oposición.

El delegado del Gobierno en Córdoba también es una persona cercana a Nieto: el abogado Antonio Repullo. Otra persona de la confianza de Juan Ignacio Zoido, la sevillana Alicia Martínez será la secretaria general de Vivienda de la Junta.

Juanma Moreno ha tenido un gesto especial con la gaditana Teresa Ruiz Sillero, una de las parlamentarias más combativas del PP, que se quedó fuera de las listas por los encajes de casadista y morenistas en la provincia de Cádiz. Ella fue una de las primeras que apoyó a Casado en las primarias. Ruiz Sillero será una de las senadoras por designación autonómica, junto a Javier Arenas.

Ricardo Sánchez, hasta ahora alcalde de Mairena, en Sevilla, será el delegado del Gobierno en esta provincia. Otro casadista de la primera hornada. Moreno cierra con él un cuadrado circular, donde ha debido encajar a los suyos y a los naranjas. Complicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios