Convergencia con la UE

La Junta alega que parte de los fondos europeos los gestiona el Gobierno central

  • El consejero de Economía argumenta que la cantidad sólo equivale al 1% del PIB

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, con su homólogo valenciano. El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, con su homólogo valenciano.

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, con su homólogo valenciano. / Europa Press

Comentarios 4

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, sostiene que los fondos europeos que han llegado a Andalucía desde 1986 no han sido tan poderosos como para cambiar el ritmo de la convergencia con las regiones europeas. En un mensaje de twitter, subraya que el montante llega al 1% del PIB y que buena parte de estos fondos han sido gestionados por los gobiernos españoles.

Andalucía ha vuelto a perder la convergencia. Si en el anterior marco de apoyo europeo, el de 2014 a 2020, Andalucía estuvo entre las llamadas regiones en transición, con un PIB per cápita superior al 75% de la media, a medio camino entre las pobres y las ricas, en el próximo, vuelve a estar en el de las regiones en desarrollo. La convergencia ha vuelto a caer.

Andalucía ha recibido 110.000 millones de euros desde 1986, es el equivalente al triple del presupuesto autonómico actual. Lo que viene sosteniendo Arelllano es que no toda la responsabilidad es de la Junta, porque el Gobierno central ejecuta el 60% de los fondos, el resto, es del Ejecutivo autonómico. Y, además, los gobiernos centrales no han respetado la adicionalidad; es decir, compensaban con fondos europeos la retirada de los nacionales de Andalucía para gastarlos en otras comunidades.

Lo cierto es que tantos años de esfuerzo europeo no han servido para alcanzar la convergencia, sí para mejorar la economía andaluza, que da un salto desde 1986, pero parejo al del entorno. Desde la crisis se diverge.

Para el período 2014-2020 se tomaron los datos de PIB de un trienio anterior, que es cuando la economía andaluza se había compartido mejor. No había estallado la burbuja financiera e inmobiliaria, que era especialmente voluminosa en una comunidad con un sector de la construcción desaforado. Se pasó sólo unas décimas del 75% del PIB medio, por lo que en 2014-2020, a consecuencia de la crisis, se perdió esa pequeña ventaja. Ésa es la explicación más obvia, de ahí que algunos economistas sostengan que es mejor estar por debajo del 75% si de lo que se trata es de perder fondos europeos por superar la cifra por unas décimas.

El PIB andaluz en el año 2017 ha superado los mejores datos anuales anteriores a la crisis, son 155.213 millones de euros. El PIB per cápita ha pasado de ser de 17.179 euros en 2016 a 18.470 euros en 2017. El criterio que utiliza la Comisión Europea es el PIB per cápita en parida de poder de compra, pero corregido con otros factores como el desempleo o la población inmigrante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios