Universidad pública

La Junta asegura que destinará cerca de 1.500 millones a financiar las universidades públicas en 2020

  • La Consejería de Economía niega recortes en los presupuestos, como denuncian estudiantes de la US y la UPO

Estudiantes de la Universidad de Sevilla repasan sus apuntes antes de un examen Estudiantes de la Universidad de Sevilla repasan sus apuntes antes de un examen

Estudiantes de la Universidad de Sevilla repasan sus apuntes antes de un examen / Belén Vargas

La Junta destinará en 2020 un total de 1.458 millones de euros a financiar las universidades públicas andaluzas, una partida que representa un incremento del 4,63% respecto al actual ejercicio 2019. Así lo ha anunciado la propia Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad la tarde de este miércoles en un comunicado a raíz de las movilizaciones de los estudiantes universitarios llevadas a cabo esta mañana.

Estudiantes de la Universidad de Sevilla y de la Pablo de Olavide se han manifestado este miércoles en contra de "los duros recortes" presupuestarios de la Junta. Estos han denunciado la inestable situación económica en la que se encuentra el sistema universitario público andaluz y han advertido de su desarticulación por parte de la Junta de Andalucía. 

El propio rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ya expresó a este periódico recientemente su preocupación por la situación económica de la institución académica que dirige, advirtiendo de las dificultades que tiene la Universidad para hacer frente a gastos básicos, como las nóminas y las facturas de la luz. Asimismo, durante la presentación anual del informe de gobierno, Castro anunció que la universidad cerraría este año con pérdidas y confirmó la autorización por parte de la Junta de la utilización de 40 millones procedente de los remanentes no afectos. Según el rector, esta medida debilita y empobrece a las universidades.

La Consejería que lidera Rogelio Velasco niega recortes presupuestarios. Por el contrario, ha confirmado que para 2020 destinará cerca de 1.500 millones de euros para la financiación del sistema universitario público andaluz.

De esa cuantía global, 1.324,5 millones se destinarán a la financiación básica operativa, capítulo con el que se sufragan los gastos de personal y funcionamiento de estas instituciones educativas superiores. A estos fondos se suman casi 85 millones para planes de excelencia, coordinación y apoyo; programas de becas de excelencia para másteres; consejos sociales de las universidades y compensación de bonificaciones de matrículas por rendimiento académico: once millones para inversiones y 37 millones para actividades de investigación.

Al margen de esta financiación, que "tiene como finalidad reforzar el sistema público universitario", según han explicado desde la Junta, se liberarán 40 millones de euros para dar respuesta a una de "sus principales y más urgentes demandas": el pago de la deuda pendiente de abonar y acumulada en años precedentes. "El resto de las obligaciones reconocidas y pendientes de pago con estas instituciones públicas se irá ordenando de forma progresiva en función de las necesidades de tesorería que presenten y de acuerdo con la disponibilidad de liquidez de la Administración", ha asegurado la Consejería de Economía en un comunicado.

El ejecutivo andaluz recuerda que en el ejercicio 2019 autorizó por primera vez a las universidades andaluzas el uso de sus remanentes, "atendiendo así a una demanda histórica de las propias instituciones académicas que no había sido atendida por el anterior gobierno debido a las limitaciones de déficit. Así, en el presupuesto del presente año se permite la utilización de 40 millones para complementar la dotación presupuestaria".

El Sindicato de Estudiantes, por su parte, considera que "la universidad pública andaluza se encuentra en el punto de mira" de la Junta. "El nuevo gobierno de la Junta presume de haber aumentado el presupuesto destinado a las universidades en 61 millones para el año 2020, casi un 5% más respecto al ejercicio de 2019, pero la realidad es que están poniendo en jaque el futuro de muchas de las universidades públicas andaluzas", señala. "Este supuesto aumento en los presupuestos es una farsa. No se trata de un incremento real, ya que en esa cantidad se incluye 40 millones de los fondos propios de la universidad, los fondos remanentes, dinero que las universidades han ahorrado durante estos años".

Ayudas de investigación

La Junta ha informado también de que las universidades y agentes públicos andaluces podrán contar con 65 millones de euros en ayudas de I+D+i, a medida que la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad resuelva, entre finales de 2019 y principios de 2020, las convocatorias destinadas al fomento de la investigación que estaban paralizadas por el anterior gobierno. La de mayor cuantía corresponde a los incentivos destinados a actividades de investigación, que suman 35 millones y actualmente se encuentran en fase de evaluación, tras superar el proceso de subsanación, según han explicado.

A esta cantidad se suma otra línea de incentivos que tiene como finalidad la adquisición de infraestructuras y equipamientos de I+D para agentes públicos, con un presupuesto asignado de 20 millones. Completan el listado los incentivos a universidades y organismos públicos para actuaciones de transferencia, que también cuentan con resolución definitiva y con una dotación de siete millones; y las ayudas para el Programa Talentia Senior (2,9 millones) que está en proceso de resolución.

A estos fondos se sumarán otros 123 millones que se pondrán a disposición a través de nuevas líneas de incentivos a universidades y entidades públicas de investigación en un corto periodo de tiempo. Entre ellas destaca la convocatoria de ayudas por valor de casi 32 millones de euros para la contratación de 257 jóvenes doctores por parte de las universidades y también entidades públicas de investigación del sistema andaluz del conocimiento. Este programa de incentivos tiene como finalidad la contratación, por un período máximo de tres años, de investigadores posdoctorales demandantes de empleo o poseedores de la tarjeta de mejora de empleo, que hayan obtenido su doctorado en los cinco años previos a la convocatoria.

Modelo de financiación

La Consejería de Economía ha asegurado que centra "sus prioridades" en materia universitaria en la reformulación del modelo de financiación, en la revisión del mapa de titulaciones y la reforma de la Ley Andaluza de Universidades. "Para desarrollar estos objetivos se contará con los rectores y la comunidad universitaria", ha señalado.

"Las universidades andaluzas están dotadas con menos recursos de los que tienen sus homólogas europeas y los modelos de financiación pública aplicados hasta la fecha no han sido capaces de subsanar áreas de ineficiencia. Por ello desde la Junta se está trabajando para disponer de manera inmediata de un borrador, que recogerá la adecuada valoración de las necesidades estructurales y se articulará teniendo en cuenta el rendimiento, siempre sobre la base de la objetividad y la transparencia. La nueva propuesta reflejará una apuesta por las actividades de investigación de excelencia, en todas las disciplinas, con el fin de reforzar los niveles de calidad ya alcanzados", ha destacado.

En cuanto al mapa de titulaciones, "la finalidad es trabajar con las universidades en una ordenación más racional de la oferta, que aumente los parámetros de calidad y eficiencia del sistema, y se buscará un acuerdo sobre los criterios que deben guiar la implantación de las nuevas enseñanzas", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios