Enseñanza

Imbroda afirma que la Educación Especial no cerrará pese a la Lomloe

  • El borrador de la futura ley educativa estatal prevé la integración de los alumnos con discapacidad en los centros ordinarios

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, en el Parlamento. El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, en el Parlamento.

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, en el Parlamento. / M. G.

"Los centros de Educación Especial seguirán abiertos en Andalucía", ha afirmado en la mañana de este viernes de modo categórico el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, a pesar de lo contemplado en el Proyecto de la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (Lomloe), el borrador de la norma que modifica sustancialmente la legislación educativa aprobada durante el mandato del PP de Mariano Rajoy.

El conflicto político entre la Junta de Andalucía y el Gobierno de España suma un nuevo hito en la diferencia de criterios en materia de enseñanza.

Tanto es así que Imbroda y la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, han mantenido contactos en las últimas fechas con objeto de, en la medida de lo posible, conciliar posturas relacionadas con la futura legislación educativa, que en este momento, en fase aún de proyecto de ley, contempla el traslado de una parte importante del alumnado con discapacidad a los centros ordinarios.

Los actuales colegios de Educación Especial –tal como señala el actual texto– podrán seguir impartiendo clases, aunque de una forma diferente a como lo han estado haciendo hasta ahora. Sólo los alumnos que requieran una atención determinada en estos centros.

Una defensa "vehemente"

El consejero andaluz de Educación adelantó ayer en la comisión del Parlamento para la reactivación tras la pandemia del coronavirus que se reunirá en las próximas fechas con la ministra para profundizar sobre la Lomloe. En esa cita, manifestó ayer Imbroda, la Consejería de Educación de la Junta defenderá de modo "vehemente" el mantenimiento efectivo de los centros de Educación Especial en Andalucía.

La futura ley estatal especifica un periodo de diez años para que los centros de enseñanza comunes se adapten con la meta de atender a los alumnos con discapacidad.

Imbroda, quien ha admitido que los 66.000 alumnos con necesidades educativas especiales "son los que han sufrido más" durante el confinamiento, anunció esta semana un incremento en la dotación para educación especial de 2,5 millones, lo que permitirá aumentar en 152 el número de Personal Técnico de Integración Social.

El titular andaluz de Educación indicó que este aumento del presupuesto se une a los 40 millones que ya se había incrementado en 2020 con respecto al año anterior y destacó que, durante el estado de alarma, los profesionales no han paralizado su actividad, que los menores "no han estado solos", aunque "con dificultades y reconociendo que todo es mejorable".

El consejero reconoció que en esta situación excepcional se han producido en esta modalidad de enseñanza "dificultades como falta de medios tecnológicos, dificultad para trabajar las técnicas en la distancia o la imposibilidad de las familias para el desarrollo de los contenidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios