Andalucía

Aguilar se compromete a recortar el plazo de adjudicación de las obras

  • La consejera reconoce la ineficacia de sacar proyectos en licitación "si se tardan años en ponerlos en marcha" · Anticipará 600 millones antes de final de año

Comentarios 1

"Cada día que se retrasa una adjudicación es un drama. Lo peor que nos puede pasar, aunque los sindicatos no nos crean, es despedir a un trabajador. Lo principal para superar la crisis es el mantenimiento del empleo". El lamento pertenece a uno de los empresarios que interrogaron ayer a la consejera de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar, en el foro organizado por la Asociación Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco). En su intervención inicial, Aguilar les ofreció repetidamente una mano tendida a la patronal para el "diálogo leal" y les dejó sobre la mesa un paquete de tres compromisos para incentivar el sector.

El más destacado, el compromiso de recortar los plazos de tiempo entre la licitación y la adjudicación de obras. En algunos casos se puede superar el año y medio o dos años, sobre todo en obra civil.

"De nada sirve que se le dé una obra a una empresa si se tarda años en ponerla en marcha", reconoció Aguilar.

Otro de los cambios que desea introducir la consejera, con la participación y consenso de los agentes del sector, consiste en modificar en los próximos meses los pliegos de licitación. "No quieremos que sólo prevalezca la oferta económica", apuntó Aguilar, así que en un "breve plazo" se tendrán en cuenta otros vectores como la generación de empleo, la seguridad laboral, la contratación en legalidad y otros elementos de tiempo y calidad. También se comprometió a crear un servicio de expropiaciones.

El tercer compromiso asumido en la cita con los empresarios se concretó en el anuncio de que antes de final de año se adjudicarán proyectos por valor de 600 millones de euros, la décima parte de los 6.000 millones que tiene previsto gastarse la Consejería de Obras Públicas. Sacará a concurso actuaciones por valor de otros 400 millones. Aguilar dijo que hablará con las entidades financieras.

La consejera abrió la puerta a las pequeñas y medianas empresas y confió en que en el presupuesto de 2010 se hará un "esfuerzo" para mantener la inversión pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios