El personaje

"Hace falta más unión para la gestión de los plásticos"

  • Los agricultores Alfredo Calabria y Nelly Rodríguez plantean la posibilidad de que se pusieran contenedores para dos o tres fincas y repartir gastos

Alfredo Calabria y Nelly Rodríguez son dos agricultores preocupados por la gestión de los restos plásticos. Alfredo Calabria y Nelly Rodríguez son dos agricultores preocupados por la gestión de los restos plásticos.

Alfredo Calabria y Nelly Rodríguez son dos agricultores preocupados por la gestión de los restos plásticos.

Una correcta gestión tanto de los restos vegetales como plásticos para evitar es crucial para evitar por un lado focos de infección y plagas en los cultivos, y por otro contaminar el medio ambiente. En definitiva, para mejorar la imagen y reputación del sector. Sobre este hecho hablan Alfredo Calabria y Nelly Rodríguez, agricultores de Grupo Agroponiente en unas declaraciones recogidas por la Asociación Coexphal, quienes cuentan con un invernadero de 12.000 metros, con estructura raspa y amagado. Solo plantan tomate y van cambiando de variedad en función de que estimen si pueden conseguir mejores rendimientos y precios.

–¿Qué importancia le otorga a la gestión de los restos tanto vegetales como plásticos de su explotación?

–Para nosotros la gestión de los plásticos nos da seguridad porque es una obligación que tenemos que cumplir. Hay que sacarlo del invernadero, ponerlo en contenedores y llevarlo a la planta de reciclaje. Está prohibido dejarlos fuera abandonados porque son focos de infección de plagas y dispersión.

–¿Cuál es la gestión de los restos que usted realiza?

–Cuando acabamos el cultivo, retiramos los restos, limpiamos el invernadero y llamamos a una empresa de contenedores con la que trabajamos para avisarles. Ellos vienen y nos ponen el contenedor, nosotros tratamos de llenarlo en un día o dos cómo máximo para que se lo lleven a la planta de tratamiento.

–Centrándonos en residuos plásticos, ¿cada cuánto tiempo suele renovar la cubierta del invernadero y qué hace con este plástico usado?

–Lo solemos renovar cada tres o cuatro años. Con el plástico de la cubierta hacemos igual. Lo echamos a los contenedores y de ahí se los llevan a reciclar. Luego para los plásticos de desinfección estamos teniendo más problemas porque no lo aceptan siempre, solo cuando este plástico se emplea para solarización y no se trata. Ahora no tenemos salida a estos materiales. Tanto la gestión de los restos vegetales como plásticos la pagamos los agricultores y luego nos entregan nuestro justificante de cara a las inspecciones que podamos tener.

–¿En cuanto a rafias, goteros de riego y demás plásticos?

–Tenemos un problema, porque cada uno tiene que ir en un contendor diferente. Tenemos que ir acostumbrándonos a esto. Además, si hubiera más unión podríamos poner un contenedor para dos o tres fincas. Es necesario que los propios ayuntamientos y la Junta de Andalucía se impliquen más en el tema y coloquen contendores para cada producto o que se ponga en marcha iniciativas como la de SIGFITO para el tema de los envases de fitosanitarios con los puntos limpios.

–Desde su punto de vista, ¿a qué problemas se enfrenta en esta tarea de gestionar los restos vegetales y plásticos?

–Se necesitan más ayudas. Que la Junta de Andalucía y las administraciones se pongan de lado del agricultor y presten ayuda a los productores para que no cueste tanto el poder gestionar los restos. También se debería prestar más atención a los residuos que se tiran en las ramblas. Que permanecen depositados entre tres y cuatro meses sin que las administraciones lo limpien y luego si lleve va todo al mar. Hay que limpiar mucho más las ramblas y las cuencas de los ríos, y por supuesto perseguir a aquellas personas que hacen los vertidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios