Agropecuario

El Covid, los fitosanitarios y el riego encarecen el coste de los cítricos

  • Empieza la recolección de las variedades más tempranas, que se ha adelantado. Se espera una cosecha de calidad y con más producción, aunque las naranjas tendrán menos calibre

Recogida de naranjas en la Vega del Guadalquivir. Recogida de naranjas en la Vega del Guadalquivir.

Recogida de naranjas en la Vega del Guadalquivir.

La cosecha de cítricos se ha adelantado en sus variedades más tempranas entre una semana y diez días y en plena recolección los productores están preocupados por el aumento de los costes que van a tener que soportar esta campaña a causa del Covid, las necesidades de riego y el empleo de nuevos fitosanitarios.

El Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía explica que la situación de pandemia ha originado un incremento de los costes, pues se da una reducción del rendimiento en las labores de recolección y en las tareas del almacén, a lo que se une que hay que atender a las recomendaciones en el número de trabajadores por vehículo exigidas por la dirección de las empresas.

Además han aumentado los costes de otras partidas del manejo del cultivo, como los tratamientos de ácaros (concretamente la Araña portuguesa: Eutetranychus sp.) que se ha incrementado en un 60% por las restricciones en el uso de fitosanitarios y en la reciente prohibición del uso de la materia activa “Espirodiclofen2 ” el pasado mes de septiembre.

La menor eficacia de los productos permitidos contra este ácaro aumenta el número de tratamientos necesarios y, actualmente, no existe control sobre su población, que ha llegado a triplicarse en la campaña 2020/21 en determinadas zonas de producción.

Por todo ello, el sector teme una pérdida de competitividad de la producción andaluza de cítricos debido a la reducción del uso de productos fitosanitarios.

Y, por último, los productores citan el aumento de los costes de riego durante la actual campaña, debido a la escasez de precipitaciones y el consecuente incremento del número de riegos necesarios.

Este año la campaña se caracteriza por un aumento de la producción en las variedades más tempranas y una merma en las más tardías.

Además, las escasas complicaciones meteorológicas se van a traducir en una producción con calidad y poco volumen de destrío. Por contra, la falta de precipitaciones va a ocasionar un menor calibre en la fruta y los productores.

Recolección

Ya se están recolectando las primeras mandarinas y naranjas de las variedades más tempranas en las provincias de Huelva, Córdoba y Sevilla, así como los primeros limones de la variedad Fino en la provincia de Málaga.

El ritmo de recolección en campo está siendo pausado conforme a la demanda y se espera que la fruta siga engordando y cogiendo color en los próximos días.

La comercialización se inicia con buenos datos, pues los precios en campo están oscilando en torno a un 20% más que en la campaña anterior.

La de 2020/21 se caracteriza por haber tenido una climatología extremadamente seca, lo que ha repercutido negativamente en el calibre de los cítricos de gran parte de la producción andaluza.

El Observatorio de Precios y Mercados confirma que la campaña en general no ha registrado períodos de bajas temperaturas o heladas, ni periodos de intensas lluvias, lo que ha favorecido la floración y el estado fitosanitario de las plantaciones.

Campaña de promoción del zumo de naranja en Córdoba. Campaña de promoción del zumo de naranja en Córdoba.

Campaña de promoción del zumo de naranja en Córdoba.

No obstante, las cálidas temperaturas registradas en el mes de abril han tenido como resultado una floración prematura, adelantando la cosecha de las variedades más tempranas hasta en una semana o diez días, al igual que ha ocurrido en otras zonas productoras de cítricos del país. A pesar de dicho adelanto, los profesionales del sector no esperan que haya solape entre variedades, como sí ocurrió en la campaña anterior.

En la campaña 2020/21 se espera un volumen mayor de cosecha que en la campaña 2019/20, aunque hay que tener en cuenta que la producción de la campaña precedente fue especialmente baja.

El aforo que la Junta dió a conocer en septiembre estimaba una producción de cítricos de 2,3 millones de toneladas, el 33,5% de la producción nacional.

También registra un mayor aumento del volumen de producción de aquellas variedades más tempranas de cítricos, y que, sin embargo, la alternancia del cultivo o la vecería del mismo hace que las variedades de primavera o más tardías registren en esta campaña un menor rendimiento y, por tanto, una disminución de la producción.

Por otro lado, en algunas variedades de naranjas, como es el caso de las Tango, se ha registrado una segunda floración, es decir, después de la floración del árbol que suele tener lugar a final del mes de abril, se ha registrado una segunda floración a finales de mayo.

Durante la campaña no han existido cambios bruscos de temperatura, granizadas o vientos fuertes; lo que, unido a otros factores como un buen manejo del cultivo, han tenido como resultado una calidad óptima de la producción.

Destrío y calibre

Se espera un menor volumen de destrío que en la campaña 2019/20, en la que se registraron problemas morfológicos en el ombligo de las naranjas, también conocido como doble ombligo, así como malformaciones y rajado de la piel de la fruta y daños por pedrisco y rameado en determinadas zonas del levante andaluz.

No ocurre lo mismo con el calibre de la fruta, ya que la escasez de precipitaciones, unido a una mayor carga de fruta en el árbol, así como las restricciones al riego de algunas provincias andaluzas, hacen que el porcentaje de la producción con bajo calibre en la campaña 2020/21 sea superior al registrado en la campaña precedente.

Además, actualmente, el contraste de temperatura existente entre el día y la noche está favoreciendo el buen ritmo de maduración de la fruta.

La campaña

En cuanto a la comercialización se espera que aumente el mercado de cítricos andaluces a medida que se vaya reduciendo el stock de fruta procedente de ultramar que actualmente existe en el mercado. En general, la campaña de cítricos 2020/21 comienza con cotizaciones medias óptimas para la fruta de primera calidad.

Así, el precio medio liquidado al agricultor por los cítricos en campo en la campaña está siendo un 20,7% superior al registrado en la campaña precedente, y un 25,9% superior a las cotizaciones de los cítricos en campo registradas de media de las últimas nueve campañas.

Al comparar las cotizaciones medias con las que se inicia la campaña actual con aquellas con las que arrancó la campaña 2019/20 -aún sin influencia en el mercado del Covid para esas fechas- el Observatorio de Precios y Mercados resalta el aumento medio del 31,7% en el valor de las mandarinas, concretamente las satsumas (clementinas tempranas) que incrementan su precio medio en un 20,7%; le siguen las naranjas tempranas, Navelinas, que aumentan su valor medio en un 26,3; y, por último, el limón temprano de la variedad Fino, que ve incrementado su valor en un 3,9%.

En cuanto al mercado del zumo , actualmente se encuentra parado debido a la carga existente en tanques almacenado en la campaña previa, así como a la comercialización y entrada de zumo concentrado procedentes de los países reconocidos como mayores productores de zumo a nivel mundial: Brasil, Estados Unidos y México.

En estos momentos es complicado conocer el precio medio liquidado en campo por la naranja con destino industria o zumo.

En lo que respecta al mercado internacional, el sector se encuentra pendiente de los avances en las negociaciones del Brexit, siendo la mandarina el producto que se puede ver más afectado por esta circunstancia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios