Agroseguro

La producción cubierta con seguros agrarios creció en Andalucía un 6,9% y el capital un 7,2%

  •  En el conjunto nacional las primas batieron récords y llegaron a alcanzar la cifra histórica de 796,2 millones de euros

Imagen de archivo en la que un hombre trata de arreglar algunos de los daños en un invernadero, en la zona de Valdeflores, en Cartaya (Huelva). Imagen de archivo en la que un hombre trata de arreglar algunos de los daños  en un invernadero, en la zona de Valdeflores, en Cartaya (Huelva).

Imagen de archivo en la que un hombre trata de arreglar algunos de los daños en un invernadero, en la zona de Valdeflores, en Cartaya (Huelva).

La apuesta del sector productor por el aseguramiento de sus cosechas se ha revalidado en toda España y especialmente en el caso de Andalucía, cuya producción asegurada creció el año pasado un 6,9% hasta alcanzar los 4,5 millones de toneladas, lo que ha situado el capital asegurado total en 2.333 millones de euros, un 7,2% más que el año anterior.

En España el seguro agrario batió récords el pasado año pues, según las cifras que ha registrado Agroseguro, hasta el pasado 31 de diciembre el número de declaraciones realizadas se ha situado en 415.975, un 4,7% más que en el año anterior. En el caso de Andalucía, el número de pólizas de seguro se mantiene por encima de las 36.700 en total.

En el conjunto nacional, las primas han crecido un 1,6% y se han situado en 796,2 millones de euros, la cifra más alta en los 40 años de historia del seguro agrario. También alcanza un récord, el capital asegurado, que crece un 6,7% hasta los 15.213,79 millones de euros.

En total, el volumen de la producción asegurada en 2020 superó los 40,9 millones de toneladas, un 13,1% más que en el año anterior. Los crecimientos más significativos se han producido en cultivos herbáceos (+23%), cítricos (+11%), hortalizas (+8%) y uva de vino (+1,3%).

La superficie asegurada total alcanza los 7,8 millones de hectáreas. Restando los seguros complementarios, la cifra final rebasa los 6,1 millones de hectáreas, un 6,2% más que en 2019, impulsada por el crecimiento del seguro agrario de cítricos (+8,2%), cultivos herbáceos extensivos (+6,6%) o uva de vino (+1,1%).

Además, Agroseguro subraya que también crecen otras líneas, como los cultivos forrajeros (con un 56% más de superficie asegurada), frutos secos (+35%), cultivos tropicales o subtropicales (+35%) o plátano (+7%), entre otros. En el caso de los seguros pecuarios, durante el año 2020 se han asegurado 315,7 millones de animales, un 2,7% menos que en el año anterior.

La subvención para los agricultores jóvenes ha sido incrementada en diez puntos

Por su lado, el Plan de Seguros Agrarios Combinados para 2021, aprobado por el Consejo de Ministros, cuenta en los Presupuestos Generales del Estado con 256,47 millones de euros, de los que 251,27 tienen como destino la subvención de las primas de seguro contratadas por agricultores y ganaderos, lo que supone un incremento de 40 millones (19 %) con respecto a la cantidad presupuestada en los cinco planes anteriores.

El Ministerio de Agricultura informa de que este incremento “resulta de extraordinaria importancia para el sector agrario, por cuanto asegura una financiación suficiente para cubrir las subvenciones al seguro con los actuales niveles de contratación y permite introducir importantes medidas de mejora en el sistema, algunas de las cuales han venido siendo muy demandadas los representantes del sector”.

De ellas destaca la subvención de los recargos del seguro aplicados por una elevada siniestralidad individual, lo que permitirá prestar un mayor apoyo a aquellos productores cuyas explotaciones se ubican en zonas de mayor riesgo; hasta ahora los recargos, que en 2019 afectaron a 20.000 asegurados, no eran subvencionables.

Mejoras

En cuanto a los agricultores jóvenes verán prácticamente duplicada su subvención, ya que ésta, que se movía entre el 9 y el 11%, se incrementa en 10 puntos. En 2019 se beneficiaron cerca de 5.300 jóvenes.Otra de las novedades introducidas es el incremento de la subvención correspondiente a los seguros complementarios, que son contratados por los asegurados después de haber suscrito un seguro principal cuando ya disponen de información más fiable sobre las expectativas de su cosecha.

Y Agroseguro destaca que el plan incluye dos nuevas subvenciones adicionales en el seguro de compensación por pérdida de pastos: para explotaciones de producción ecológica que pertenezcan a una agrupación de defensa sanitaria ganadera y una subvención en las líneas acuícolas por el fraccionamiento del pago de las pólizas, lo que supone un aumento del nivel de apoyo público para fomentar su contratación.

Además, el nuevo plan prevé la revisión y el perfeccionamiento de las líneas de seguros ya existentes y realizar una serie de estudios, a lo largo de este año, con la intención de favorecer su desarrollo en los años siguientes.

En cuanto a las indemnizaciones del seguro agrario destinadas a compensar los siniestros en frutales (melocotón, albaricoque, ciruela, manzana de mesa y de sidra, nectarina, paraguayo, platerina y pera) alcanzaron los 132,4 millones de euros durante 2020, un 15% más que el año anterior, según los datos recogidos por Agroseguro.

El total de superficie afectada ascendió a 46.940 hectáreas. Productores asegurados de hasta 25 provincias españolas han recibido compensación durante el año 2020, aunque Lleida recibe las mayores indemnizaciones, con 40,4 millones, en su mayoría ocasionadas por daños en melocotón, tanto por pedrisco como por helada.

Los crecimientos más importantes se dieron en cultivos herbáceos y cítricos

Por su lado, la Consejería de Agricultura ha aumentado las ayudas que respaldan la contratación de seguros agrarios, que contarán en 2020 con un presupuesto total de 10,5 millones de euros, montante que supone un aumento de 1,4 millones con respecto a la última convocatoria.

La Junta eleva los importes para olivar, cítricos, frutas y hortalizas y frutos secos en un 130% sobre la cantidad que aporta la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

A estos sectores se suman, además, de forma excepcional, dado el impacto negativo del estado de alarma decretado para evitar la propagación del Covid-19, las explotaciones ganaderas, vitícolas y aquellas dedicadas al cultivo de flor cortada y planta ornamental.

En total, el importe máximo de subvención que puede percibir un productor es de 5.000 euros por póliza y de 9.000 euros por beneficiario. Además, está establecido un volumen mínimo de ayuda (60 euros) para poder acceder a los incentivos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios