vanesa rubio. directora comercial de koipesol semillas

"Trabajamos para lograr materiales más resistentes a la sequía"

  • Con un centro propio de I+D en Carmona, Koipesol Semillas hace desde la investigación una labor primordial para el desarrollo de los cultivos de girasol

Vanesa Rubio, directora comercial de Koipesol Semillas, que forma parte de la multinacional Syngenta. Vanesa Rubio, directora comercial de Koipesol Semillas, que forma parte de la multinacional Syngenta.

Vanesa Rubio, directora comercial de Koipesol Semillas, que forma parte de la multinacional Syngenta. / M. G.

Nace en 1968, por lo que Koipesol Semillas acaba de cumplir media década dando un servicio a los agricultores basado en la calidad y en la innovación, que es su razón de ser. La empresa, parte ahora de la multinacional Syngenta, ha sido pionera en la lucha contra las principales enfermedades que han atacado al girasol, el maíz y la colza y ahora se enfrenta al importante reto de buscar una solución a los cada vez más frecuentes ciclos de sequía.

-Koipesol Semillas cumple 50 años como líder en el sector, ¿cuál es la clave para mantenerse en la cabecera?

Koipesol aúna experiencia, innovación y servicio; creo que ésa es la clave de nuestro éxito

-Somos una empresa con una fuerte inversión en I+D. Llevamos 50 años trabajando para dar soluciones al agricultor con un catálogo de variedades de máximo nivel productivo para los cultivos de colza, maíz y girasol. Contamos con un equipo de grandes profesionales que están día a día en contacto con el agricultor. Koipesol aúna experiencia, innovación y servicio y creo que ésta es la clave de nuestro éxito.

-El inicio de la actividad se basaba en el girasol. ¿Sigue siendo el cultivo prioritario en su cartera de productos?

-En los años 70, Koipesol participa activamente en la implantación del cultivo en España y crea un catálogo de híbridos adaptados a las diferentes regiones de cultivo de España. Hoy día, el girasol sigue siendo nuestro principal cultivo. Contamos con un amplio catálogo de variedades muy bien adaptadas a Iberia. Con la variedad Talento, somos líderes en el segmento alto oleico y resistente a herbicidas. En el segmento linoleico apostamos por la productividad y el alto contenido graso y es por eso por lo que este año hemos lanzado Contact. Subaro es nuestra referencia en el segmento sulfo y Oleko lleva más de doce años siendo variedad de referencia en el segmento alto oleico.

-¿Qué importancia tiene el centro de I+D de Carmona?

-En 1975, Koipesol crea su propio departamento de I+D en Carmona, siendo pioneros en desarrollar un centro de I+D privado para los cultivos oleaginosos (girasol, colza y cártamo). Actualmente nos basamos en las nuevas tecnologías para acelerar en I+D, utilizando entre otras la selección convencional, la introgresión de caracteres provenientes de recursos genéticos, análisis fisicoquímicos (NIRS, CPG, RMN), MARS, ensamblaje de QT y la caracterización medioambiental y seguimos invirtiendo en I+D para estar a la vanguardia en el cultivo.

"El proceso regulatorio europeo es exigente, pero garantiza la calidad y la seguridad de nuestras semillas"

-¿Qué líneas de investigación tienen abiertas actualmente?

-El principal objetivo de nuestra mejora es tener material de máxima productividad, con estabilidad en el rendimiento, buscando un alto contenido en aceite y también en lo medioambiental, buscando la mayor tolerancia a la sequía. Al mismo tiempo, en este sentido trabajamos también para mejorar la resistencia a enfermedades -Jopo, Mildiu, Phomopsis, Puccinia Sclerotinia Verticillium- y la tolerancia a los herbicidas Imidazolinona y Sulfonilurea.

-¿Encuentran problemas con la legislación europea a la hora de desarrollar las nuevas variedades?

-El proceso regulatorio y de registro europeo es exigente, pero garantiza precisamente la calidad y la seguridad de nuestras semillas. Registrar una variedad no es todo lo rápido que nos gustaría, pero para poder incorporar un híbrido para un catálogo europeo, hay que cumplir una serie de procesos e incluir los híbridos en unas redes de ensayos que pueden ralentizar el proceso.

-¿Cómo han cambiado la expectativas de cosecha en estos 50 años con las nuevas variedades de semillas?

-El primer y gran salto productivo se produjo al pasar de líneas población a híbridos. Posteriormente fueron apareciendo plagas y enfermedades, como fueron el jopo raza E y el mildiu, que hicieron prácticamente desaparecer el cultivo en Andalucía y hubo que priorizar en desarrollar resistencia a estos agentes antes que en la producción. Koipesol fue pionera en 1977 en la multiplicación de híbridos resistente a mildiu, así como en la búsqueda de materiales resistentes a jopo raza E.

-¿Cómo ha evolucionado la superficie de siembra de girasol en los últimos años y cuál es la tendencia para los próximos?

-En los últimos años la superficie en Andalucía según el Mapama ha pasado de 262.792 hectáreas en 2015 a 236.959 en 2017. La bajada principalmente se ha producido por la tendencia en alza de otros cultivos como el olivar y el garbanzo, a las exigencias de la PAC de dejar una tercera hoja de barbecho y a las condiciones climatológicas adversas, principalmente la falta de agua. Es por ello que estamos trabajando en tener materiales con mayor resistencia a la sequía, que nos aseguren producciones en años secos y con temperaturas extremas.

En 1975 creamos el departamento de I+D en Carmona y seguimos invirtiendo para estar en vanguardia en el cultivo"

-¿Son receptivos los agricultores a las novedades en las semillas?

-El agricultor es un empresario más. En cualquier sector, una novedad que establece mejoras competitivas y que además viene de una marca de confianza es bien recibida. Hace un par de años lanzamos la tecnología Unistand que tuvo una muy buena acogida por parte del agricultor. Esta tecnología consiste en el pildorado de la semilla de girasol, más la incorporación de un starter que acelera la germinación, produce un mejor vigor de nascencia y mejora la implantación.

-¿Qué novedades presenta la campaña 2018?

-En esta campaña hemos lanzado Contact. Un híbrido convencional, con alto contenido graso y máximos potenciales productivos. Contact es resistente a la raza F de jopo y presenta muy alta resistencia a mildium. Además, esta variedad cuenta con la tecnología Unistand que comentaba anteriormente.

-Una de sus señas de identidad son las variedades Clearfield, ¿qué ventajas supone el uso de estas semillas?

-El uso de variedades con resistencia a las imidazolinonas nos permite un control total de todas las razas de jopo y facilita el control de adventicias. La aplicación del herbicida nos permite reducir el número de pases de labor. Con esto, no sólo reducimos los costes, sino que hacemos el cultivo más sostenible, evitando la erosión de nuestros suelos.

-¿Qué zonas de Andalucía son sus principales compradores y de qué tipos de semillas?

-El girasol en Andalucía se centra principalmente en las provincias de Cádiz, Sevilla, Córdoba y Huelva. Tradicionalmente ha sido un cultivo de secano que ha ocupado las grandes superficies de nuestras campiñas, pero cada vez más el girasol se está convirtiendo en una alternativa rentable en los regadíos en comparación con otros cultivos más exigentes en agua.

-¿Comercializan las semillas fuera de España?

-Nuestra marca está presente en España y Portugal y, desde el 2006, formamos parte de la multinacional Syngenta, que está presente en más de 90 países.

-¿Se ocupan ustedes también de comprar las producciones igual que hacían antes?

-Nuestra red sigue comprando cosecha, pero hoy en día el foco de Koipesol es la producción y comercialización de semillas de calidad que aportan un amplio abanico de soluciones para el cultivo de girasol en producción, grasa, control de jopo, control mildium o adventicias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios