Cuatro décadas de ayuntamientos democráticos | Vida política y económica del Guadajoz-Campiña Este

Tierra de olivares fundamentalmente gobernada por los fuerzas de Izquierda

  • La mayoría de los municipios del Guadajoz Campiña Este han ganado habitantes en los últimos 40 años gracias también a su economía basada en el aceite

Jesús Rojano, Luis Moreno y María Jesús Serrano, tres de los alcaldes que por el PSOE ha tenido Baena, durante una sesión plenaria.

Jesús Rojano, Luis Moreno y María Jesús Serrano, tres de los alcaldes que por el PSOE ha tenido Baena, durante una sesión plenaria. / El Día

La comarca del Guadajoz Campiña Este –compuesta por los municipios de Baena, Castro del Río, Espejo, Nueva Carteya y Valenzuela– comprende una zona principalmente agrícola donde el cultivo estrella es el olivo y que produce un aceite de calidad amparado por la Denominación de Origen Aceite de Baena. Su principal vía de comunicación es la N-432, carretera cuya conversión en autovía vienen demandando durante décadas ya los ayuntamientos.

Baena comenzó la era democrática con unos 16.600 habitantes, mientras que a principios de este año tenía unos 19.400. Su primer alcalde postfranquista fue Carlos Arenas del Partido de los Trabajadores de Andalucía (de 1979 a 1983). Desde 1983 y hasta 2019 el Ayuntamiento baenense ha tenido regidores socialistas. De 1983 a 1995 el alcalde fue Antonio Moreno, mientras que de 1995 a 2011 fue su hermano Luis Moreno quien ostentó la Alcaldía. De 2011 a 2013 la alcaldesa fue María Jesús Serrano y de 2013 a 2019, Jesús Rojano. Durante la época de Antonio Moreno se construyó, por ejemplo, el centro de salud de la localidad, mientras que en la de Luis Moreno se llevaron a cabo importantes actuaciones de recuperación del patrimonio, como ocurrió con el yacimiento de Torreparedones.

La economía de Baena está basada en el cultivo de olivar y en la fabricación de aceite de oliva de excelente calidad con denominación de origen en 1979 existían en el municipio dos cooperativas que junto con la de la pedanía de Albendín aglutinaban a todos los agricultores–. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Baena echó a andar en la pasada década de los 70 y en 1981 recibió el visto bueno provisional del Ministerio de Agricultura, Ese cultivo permite además la producción de energía eléctrica a partir de biomasa. Tanto es así que en Baena se construyó la mayor central térmica del mundo de aprovechamiento de residuos del olivar. También ha sido importante un sector de la construcción gracias al cual esta localidad ha experimentado un gran crecimiento. Además, destacan sus vinos, que forman parte de la Denominación Montilla-Moriles; las industrias de fabricación de tuberías de PVC, polietileno y polipropileno; las de fabricación de elementos para hermandades de Semana Santa y para el judío –tambores artesanales por ejemplo– y las textiles. La Semana Santa de Baena, declarada de Interés Turístico Nacional en los 90, es una de las más singulares de la provincia y atrae un gran número de turistas.

Castro del Río comenzó el postfranquismo con unos 7.500 habitantes y a finales de 2018 tenía unos 7.850. Durante los 40 años de ayuntamientos democráticos se han sucedido en la Alcaldía de Castro del Río el PCE-IU y el PSOE. El primer mando (de 1979 a 1983) estuvo dirigido por los comunistas de la mano de Rafael López-Toribio. Los dos siguientes mandatos (de 1983 a 1991) el alcalde fue el socialista Santiago Moreno. Los mandatos cuarto y quinto también estuvo el PSOE en la Alcaldía con Fernando Garrido (de 1991 a 1995) y Francisco Villatoro (de 1995 a 1999) como regidores. En 1999 recuperó IU la Alcaldía de la mano de Juan Merino, quien la ostentó dos mandatos, hasta 2007. Ese año volvió el PSOE a dirigir los destinos delAyuntamiento hasta 2011 con José Antonio García Recio al frente. En 2011 de nuevo recuperó la Alcaldía IU, esta vez con José Luis Caravaca, quien se ha mantenido en el cargo hasta 2019. En Castro del Río el sector artesanal de la madera de olivo tiene una gran importancia. Los artesanos de la madera de olivo y los productos fabricados por este gremio suponen una seña de identidad en España para este municipio y más aún si se tiene en cuenta que es uno de los pocos lugares donde se trabaja con la madera de olivo y posiblemente el único con tradición en la fabricación de muebles. Los artesanos de la madera de olivo de Castro del Río son guardianes de una parte muy importante de la cultura del pueblo, ya que los conocimientos adquiridos a lo largo de los años y que han ido pasando de generación en generación han sido preservados por estas personas. En los talleres aún se sigue manteniendo la tradición, mentalidad y estructura gremial, con maestros, oficiales y aprendices.

Espejo comenzó la era democrática con unos 5.100 habitantes y a principios de este año tenía unos 3.350. En su Alcaldía se han sucedido el PCE-IU y el PSOE. El primer alcalde (de 1979 a 1983) fue Germán Romero (PCE); el segundo (de 1983 a 2011), Miguel Serrano (PSOE); el tercero (de 2001 a 2003), Santiago J. Castro (PSOE); el cuarto (de 2003 a 2011), Francisco Antonio Medina Raso (IU); y el quinto (de 2011 a 2019), Florentino Santos (PSOE). La economía local está basada principalmente, como ocurre en el resto de la comarca, en la agricultura, concretamente, en el cultivo del olivar para producir un magnífico aceite de oliva, también en el cultivo de cereales. La cooperativa olivarera San Isidro es el principal motor en la economía social local ya que a ella pertenecen casi todas las familias de la localidad. Además, las industrias cárnicas espejeñas son especialmente importantes. Completan el panorama empresarial de la localidad algunas empresas de la construcción, servicios mecánicos, carpintería metálica y forja. Destaca también el impulso que para la localidad ha supuesto la entrada en funcionamiento, en 2006, de su subestación eléctrica.

Nueva Carteya inició la época postfranquista con unos 5.300 habitantes y a principios de este año tenía unos 5.400. El primer alcalde democrático fue Federico Ortega (1979-1985), a quien siguieron José Tapia (PSOE) (1985-1987), Manuel Pérez (IU) (1987-1999), Antonio Ramírez (PSOE) (1999-2007) y Vicente Tapia (IU) (2007-2019). Como en el resto de la comarca, la principal actividad económica de Nueva Carteya es la agricultura, en especial el cultivo del olivo. Es un municipio relativamente joven, fundado en 1822.

Valenzuela inició el postfranquismo con unos 1.600 habitantes y a principios de 2019 tenía unos 1.160. Por su Alcaldía democrática han pasado Florencio Rodríguez (UCD) (1979-1980); José Mérida (UCD) (1980-1983); Francisco Carrillo (CPIV) (1983-1987); Pedro Ortega (PSOE) (1987-1995), Bartolomé López (1995-2007), Antonio Sabariego (PP) (2007-2009) Dolores Urbano (no adscrita y IU) (2009-2013) y Antonio Pedregosa (PP) (2013-2019). Localidad dedicada al monocultivo del olivar, sus industrias más importantes son almazaras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios