El diestro jerezano Ginés Marín impacta en El Palio de Dax

El matador de toros jerezano Ginés Marín convulsionó en El Palio de Dax con su toreo en una actuación redonda con dos faenas de peso, compactas. Únicamente el palco pareció no enterarse de lo que allí sucedía, porque Ginés Marín la lió literalmente en Dax. El diestro cortó dos orejas, que debieron ser tres por la sinrazón del palco, en una tarde apabullante, de muy alto nivel. Si variada y de mucha clarividencia fue la faena a su primer astado, del que paseó un trofeo, más importante aún fue la que le realizó a su segundo, para la que incluso se le pidieron los dos. Pero el presidente no hizo caso y dejó el premio reducido a una sola oreja. No importó, porque Ginés Marín dejó conmocionado a Dax. David Galván, correcto, se entregó ante un lote sin opciones al lucimiento. Y algo parecido le sucedió a Joaquín Galdós, que se entregó también ante otro complicado lote.

Con lleno, se lidiaron toros de El Ventorrillo, de juego desigual. David Galván, saludos y silencio; Ginés Marín, una oreja y una oreja con fuerte petición de la segunda y bronca al palco y Joaquín Galdós, silencio y silencio.

En la matinal de rejones, con lleno, se lidiaron toros de Los Espartales. Andy Cartagena, silencio y dos orejas y rabo; Leonardo Hernández, saludos y saludos; y Lea Vicens, oreja y oreja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios