Diego Ventura, Rejoneador

"Este año he conseguido ese temple que me faltaba"

  • El torero sevillano, que no podrá cumplir campaña en América por una grave lesión en un hombro, reta a Pablo Hermoso de Mendoza a varios mano a mano.

Comentarios 1

El rejoneador sevillano Diego Ventura, quien ha dado un nuevo paso como torero de raza, destacando por su gesto ante seis toros de distintos encastes en Huelva, también ha ascendido un nuevo peldaño en técnica y templanza. El torero, que se recupera de una grave lesión del hombro izquierdo, adelanta nuevos retos, además de pormenorizar en todo lo sucedido en 2012.

-¿Cuáles han sido las claves de su temporada?

-He quedado contento. Empezando por Valencia, en una corrida televisada en la que disfruté mucho y que resultó redonda. Por desgracia se lesionó Andy Cartagena y quedó en un mano a mano con Moura. Saqué a Pegaso, que debutó aquel día y cuajé un toro de Bohórquez. En Sevilla me sentí muy a gusto. En Arles corté cuatro orejas. En Madrid salí a hombros. Y luego, entre otras citas, destaco los seis toros de Huelva, en una corrida difícil, con diferentes encastes y que fue para mí muy importante.

-Independientemente de trofeos, ¿qué faena le llenó más?

-Destaco varias. La faena de Valencia, con Pegaso. Otra en Valladolid, con un toro de Capea, que tuvo mucha transmisión. Y la que hice al miura en Huelva, con Nazarí toreando a centímetros.

-Lo peor.

-Sucedió en esa misma actuación de Huelva. Después de resultar lesionado en el ruedo, con unos dolores terribles en el hombro y sin apenas poder coger las riendas, continué y conseguí superar mi reto. Aquello me puso a prueba como torero.

-Desde el punto de vista de su toreo, ¿qué ha supuesto 2012?

-Consagrarme como torero. He conseguido ese temple que me faltaba. Me he sentido torero, he profundizado en la personalidad y he disfrutado más toreando.

-¿Cuál ha sido la llave para lograrlo?

-No he tenido la presión de años anteriores para cortar las orejas, que es algo que te anula la cabeza, la mente.

-Huelva fue el escaparate donde desplegar al máximo su raza.

-Creo que sí. Las figuras tienen que marcar un antes y un después. La actuación con seis toros de distintos encastes fue una propuesta mía y la empresa se puso a mi disposición en todo.

-Antes de aquel gesto usted me anunció que quería un mano a mano con Hermoso de Mendoza y a ser posible en Madrid...

-No se dio. Mi idea continúa siendo esa. Pero si no es posible en la plaza de Las Ventas ni dentro de la Feria de San Isidro me da igual enfrentarme en otros sitios. Yo creo que los dos ganaríamos, que no tenemos nada que perder. Sería bueno también para el aficionado, pero de momento no hay nada.

-¿Qué ha pensado para la Feria de Abril?

-De momento, mi apoderado -Toño Matilla- ya ha tenido una primera toma de contacto con Eduardo Canorea. Hermoso no habrá vuelto de su temporada americana en esa época. Es posible que si se celebrara una sola corrida con seis rejoneadores yo intente otra fórmula.

-¿Lidiar seis toros en solitario?

-Me gustaría cumplir este año el sueño de torear en solitario en la Maestranza. Pero eso depende de la empresa y de mucha gente.

-¿No le importaría hacerlo fuera del ciclo abrileño?

-Lo ideal sería dentro de la Feria de Abril.

-¿Cómo se encuentra de la lesión del hombro que sufrió en las Colombinas?

-Estoy mucho mejor. Al final, descarté la operación y con sesiones de fisioterapia he mejorado mucho. Ahora sólo voy un par de veces a la semana. Al no torear ni forzar me encuentro perfecto. El mes que viene comenzaré a entrar a matar en el carretón.

-Entonces, no acudirá a América, como en los últimos años.

-No. Para una campaña allí hay que dedicar mucho tiempo para su organización. Tenga en cuenta que yo suelo llevar una veintena de caballos y todo tiene que estar previsto con mucha antelación. La lesión me ha truncado la temporada. El año que viene volveré.

-¿Cómo ha sido su experiencia en América?

-Impresionante. He toreado en Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y México. En México ha sido algo fuera de lo normal. Desde el debut en Querétaro, hace dos años, he sumado más de treinta corridas en cada campaña. Me he sentido muy a gusto.

-¿Y económicamente?

-Es factible.

-Planteamiento para 2013.

-Posiblemente torearé algo menos y quiero hacer cosas especiales. Podría entrar en carteles mixtos, también cumplir algunas gestas, como matar seis toros. Y me gustaría algunos mano a mano con Pablo. Por la crisis, tenemos que ofrecer al público cosas muy cuidadas y especiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios