Fernando Navarro. novillero

"Quiero torear en Sevilla y sorprender con mi concepto"

  • El torero sevillano comienza una nueva etapa con José Luis Peralta como apoderado

El novillero Fernando Navarro en La Venta de Antequera. El novillero Fernando Navarro en La Venta de Antequera.

El novillero Fernando Navarro en La Venta de Antequera. / juan carlos vázquez

El novillero Fernando Navarro (Sevilla, 1994) afronta su segunda temporada con picadores de la mano de José Luis Peralta, un apoderado que es mucho más que un mero representante, ya que como torero aporta sus vivencias y conocimientos a sus poderdantes. Fernando Navarro tiene antecedentes taurinos (su abuelo materno, Antonio Navarro, férreo defensor de la Fiesta como eurodiputado, es el ganadero de La Sabina, finca en Olvera, Cádiz) y dio sus primeros pasos en las escuelas taurinas de El Juli, Sevilla y Círculo Taurino de Córdoba.

-Fernando, ¿qué le está aportando Peralta?

-La preparación del día a día, los aspectos técnicos, lo que es el toreo. Componer y la profundidad, porque el toreo no sólo es estética. Lo fundamental es entrenar todos los días en La Puebla.

-¿Continúa compaginando el toreo con los estudios?

-Sí. Estoy en cuarto de Empresariales y termino este año. Ahora, como entreno más fuerte, tengo poco tiempo.

-¿Cuáles son sus aspiraciones para 2018?

-Las que tiene todo el mundo: torear lo máximo posible y las plazas grandes como Sevilla.

-¿Madrid?

-A Madrid me gustaría ir cuando esté preparado como matador. Es una plaza donde el novillo que sale es prácticamente un toro y hay que estar muy preparado.

"Intento torear con quietud, dar el muletazo largo y por abajo. Todo dentro de un estilo clásico"

-¿Le hubiera gustado debutar el año pasado en Sevilla?

-No lo vimos conveniente. Quizás hubiera sido muy pronto.

-¿Qué supondría la presentación en La Maestranza?

-La ilusión de mi vida. Si debuto en La Maestranza se cumpliría mi sueño desde pequeñito. Sólo torear en Sevilla, aunque no se triunfe, es impresionante.

-¿Se ve preparado para ello?

-Sí.

-¿Con qué cartel o, al menos, con qué ganado sueña?

-Estaría contento con cualquier cartel. Y de las novilladas que van a Sevilla me gustan todas. Suelen ser buenas.

-¿Cuántas novilladas toreó el año pasado y cuántos trofeos consiguió?

-Tres tardes y corté tres orejas. La del debut con picadores en Espartinas, con ganas, donde corté una oreja. Otra más. Y la tarde más completa fue en Galapagar con novillos de Los Chospes. El primero me dio una voltereta fuerte. El segundo fue bueno, disfruté toreando y lo maté bien. Pidieron las dos orejas y la presidencia me concedió una.

-¿Qué diferencias encontró con su etapa sin picadores?

-Hay que estar más preparado. El novillo en las picadas tiene más volumen y embiste con menos velocidad. Se puede torear mejor.

-Su objetivo.

-Prepararme muy bien. Intentar matar toros en el campo. Quiero ir a Sevilla y sorprender con mi concepto.

-¿En qué consiste ese concepto?

-Intentar torear con quietud, dar el muletazo largo y por abajo. Todo dentro de un estilo clásico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios