Cayetano, herido grave en el muslo izquierdo en Zaragoza

  • El diestro sufre una cornada con tres trayectorias; Ponce, una oreja y Marín, de vacío.

Comentarios 1

La noticia estuvo marcada por la grave cornada que sufrió Cayetano, herido en el muslo izquierdo en la quinta corrida de la Feria del Pilar celebrada en Zaragoza, en una tarde en la que Ponce cortó una oreja y Ginés Marín, con el peor lote, se marchó de vacío con un encierro de Juan Pedro Domecq-Parladé, de presentación y juego desigual.

Cayetano fue cogido cuando citaba con la mano izquierda en la faena de muleta. El toro lanzó un derrote seco y le hirió en el muslo izquierdo. Con raza y arrojo, cojeando y con la cara embadurnada con sangre del toro, continuó toreando, entre tanto la suya empapaba su taleguilla. Mató de estocada certera y las asistencias le llevaron a la enfermería, donde fue operado. El público, impactado, solicitó las dos orejas, que recogió un miembro de su cuadrilla.

Por la cogida de Cayetano, Ponce tuvo que lidiar y estoquear tres toros, cortando una oreja. El trasteo al astado que abrió plaza, noblón, pero que no se tenía en pie, no contó y fue silenciado. Ante el cuarto, un toro manejable, pero sin fijeza, realizó una faena pasada de metraje y que fue a más en intensidad, con pases por ambos pitones en los que brilló su temple. Algunos muletazos aislados fueron de excelsa lentitud, como uno en el que citó con el envés de la muleta. Tras unas poncinas, mató de estocada y fue premiado con una oreja. Ante el que cerró plaza, el valenciano voló bien el capote, como en una preciosa larga cordobesa. Comenzó la faena relajado, con temple, pero el toro calamocheó en exceso y la labor fue a menos. A la hora de matar, pinchó en una banderilla y tras una estocada y otro aviso, dio una vuelta al ruedo.

El tercer toro fue devuelto tras lesionarse una mano. Corrió turno y saltó el sexto, que se paró pronto. El jerezano Ginés Marín realizó una faena muy interesante, con alguna serie de nota, como una con la diestra, toreando muy despacio y aguantando, con quietud, algunos parones. Mató de pinchazo y estocada y fue ovacionado.

Con el otro astado, que se derrumbó en la faena de muleta, Ginés Marín, voluntarioso, realizó una labor que careció de emoción y fue silenciada.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Zaragoza. Ganadería: Tres toros de Parladé y tres de Juan Pedro Domecq -misma casa ganadera y encaste-, desigualmente presentados y de juego variado. Toreros: Enrique Ponce, de marfil y oro. Dos pinchazos y estocada (silencio). Estocada trasera y muy tendida (oreja con petición de la segunda tras aviso). Pinchazo en una banderilla, estocada y descabello (vuelta al ruedo tras leve petición con aviso). Cayetano, de azul y oro. Estocada (dos orejas, que recoge su cuadrilla, con el diestro en la enfermería). Ginés Marín, que sustituiía a Colombo, de blanco y oro. Pinchazo y estocada (saludos tras ovación). Dos pinchazos, estocada y descabello (silencio). Incidencias: Plaza de Zaragoza. Casi lleno. Cayetano fue operado en la enfermería de: "Herida por asta de toro a nivel de la cara interna del tercio superior del muslo izquierdo con orificio de entrada de 6 cm. y tres trayectorias: una que llega hasta el pubis, otra de 10 cm. que desgarra las fibras de los músculos aductores y otra de 20 cm. que dislacera las fibras del cuádriceps. Profusa hemorragia a expensas de vasos musculares de pronóstico grave".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios