"No vengo para sustituir a Carmen Machi"

  • Miren Ibarguren es Soraya, la hija pródiga de Aída · Telecinco estrena este mes la sexta temporada de la comedia

Miren Ibarguren está abonada al éxito. Trabajó en Goenkale, la serie más longeva de la televisión vasca. Después interpretó a Sonia en Escenas de matrimonio, la ficción líder de audiencia en el acces prime time. Y ahora será Soraya en Aída, la comedia más vista de la televisión en España. Telecinco estrena este mes la sexta temporada de la serie de Globomedia. Miren es una de las novedades. Y de su mano, de la de Soraya, llegará a Esperanza Sur Aidita, la nieta de Aída. Dos personajes para llenar un vacío, el de Carmen Machi, que irá poco a poco desintoxicándose de su papel de chacha. Machi deja la tele por el teatro, pero lo hará progresivamente, para que los espectadores se acostumbren a ver Aída sin Aída.

-Hace mucho que se sabía que Soraya llegaría a la serie, ¿cómo se quedó usted cuando le dijeron que daría vida a la hija pródiga de Aída?

-En julio hice el casting y me dijeron que iba a entrar. Me quedé de piedra, blanca, y creía que me estaban tomando el pelo. Pero mira, ahí estoy...

-¿Cómo es Soraya?

-Pues es una chica que cambió de barrio hace nueve años. Se fue embarazada a vivir con su chico a otro sitio. Y como él trabajaba en un banco, cambió un poquito su posición. O eso cree ella. En esos años se ha hecho un poco pija y ahora ha vuelto al barrio, a Esperanza Sur.

-Y viene con una niña, con Aidita. ¿Cómo es trabajar con una actriz tan pequeña como Sanseverina Lazar?

-Yo lo llevo muy bien. Ella es estupenda. Ya había trabajado antes en otra serie, en Gominolas, creo, así que viene preparada. Y además, tiene mucho arte.

-Aída tiene un elenco muy cerrado, con actores que llevan mucho tiempo trabajando juntos, ¿cómo la han recibido?

-¡Uy! Superbien.

-¿Y cómo se ha sentido usted en la serie?

-Pues con nervios por cambiar de grupo, de serie, de registro... es un torbellino de sensaciones, pero muy bien.

-Todo el mundo habla de usted como la sustituta de Carmen Machi. ¿Se siente presionada por eso?

-No, porque no es verdad. Carmen sigue estando. No sé qué manía le ha entrado a esa gente, pero yo no soy la sustituta de Carmen Machi, entre otras cosas porque ella es insustituible. Yo vengo a reforzar. Soy la hija de la que ya hablaban en Siete vidas.

-¿Por qué dejó Escenas de matrimonio? ¿Ya sabía que iba a hacer Aída?

-No. Dejé Escenas de matrimonio y luego hice el casting de Aída. Había una obra de teatro que me apetecía mucho hacer y además necesitaba cambiar de ciclo, de personje.

-¿Cómo sentó entre sus compañeros que abandonara la serie?

-Yo los echo a ellos de menos y supongo que ellos a mí también. Pero me respetan. Los trabajos son así.

-Otros compañeros que han trabajado para Moreno han hablado mal de su productora...

-Yo no tengo nada malo que decir.

-Escenas de matrimonio es una serie que o gusta o se odia, ¿usted le cogió manía o cariño?

-Le cogí mucho cariño porque es una escuela maravillosa y tiene un equipo fantástico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios