Cuatro recupera para los viernes la mirada de Jon Sistiaga

Comentarios 2

Narcoméxico es el título de la serie documental que esta noche (23.15) ofrece Cuatro con el trabajo más reciente del reportero Jon Sistiaga. Hoy se emite la primera parte, Corrido para un degollado, y el viernes 2 de enero será el turno para Alfombra roja para los muertos, que completa un retrato de horror y miseria en el submundo del país centroamericano.

Sistiaga, que ya ha estado para Cuatro en el epicentro de conflictos internacionales, en graves temas de debate como la posesión de armas de fuego en Estados Unidos, o descubrió la cara más real de la oscura Corea del Norte, se ha introducido ahora en las entrañas del ejes del narcotráfico en América del Norte. Corrido para un degollado parte desde la morgue de la ciudad fronteriza de Tijuana, instalaciones que protege el ejército mexicano para evitar que se roben los cadáveres y, con ello, se evite la identificación de sicarios al servicio de las bandas.

Sistiaga narrará en las dos entregas las batallas entre los diferentes cárteles de la droga por el control territorial y las rutas estratégicas que conducen la cocaína hasta los Estados Unidos. "Es una guerra de exterminio. Una lucha feroz por el dominio de los mercados que sólo acabará con el aniquilamiento del adversario", revela el programa. "Ya no basta con matar al enemigo, hay que descuartizar su cuerpo para lanzar un mensaje de que se está dispuesto a todo", asegura Luis Astorga, director de la Cátedra Unesco para las Drogas de la Universidad de México, uno de los testimonios fundamentales de Narcoméxico.

Sistiaga analiza las claves de esa violencia estructural que lleva los últimos decenios sacudiendo México y que parece haberse desbordado, con 5.000 muertos a lo largo del presente año. El escritor Carlos Fuentes opina al respecto en el programa que el aumento de consumo en Estados Unidos ha llevado a proporciones insospechadas el tráfico y la guerra entre bandas. Todo ello ocurre en una de las grandes economías emergentes y una de las democracias más longevas de Hispanoamérica, que sufre el lastre de un narcotráfico que interfiere en la política y en la economía. El actual gobierno del presidente Calderón ha desatado una ofensiva contra los cárteles, que estaban ya tocando a las puertas del Estado.

Las fuerzas de seguridad han incautado a los narcos 13.000 coches, 200 barcos, 300 avionetas, 15.000 armas largas, tres millones de balas… Armamento como para equipar a cualquier ejército de un país. Ese es el contexto que dibuja Narcoméxico y con el que Cuatro intenta brindar un contenido de calidad y alternativo en el prime time de las cadenas generalistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios