Reyes de Shakespeare

  • Los protagonistas de la serie de Telecinco 'El Rey', que ha terminado su grabación en Cádiz, resaltan el drama familiar durante la niñez y juventud de don Juan Carlos

"No podemos trabajar un personaje así de la imitación, de la parodia, porque es cuando la gente contempla que no resulta creíble", explica el Rey de la ficción, el actor Fernando Gil, que de convertirse en Príncipe de Asturias en Felipe y Letizia ahora es don Juan Carlos en el nuevo proyecto de Telecinco titulado así, El Rey. La serie abarcará la vida del monarca desde 1948, cuando llega a España tras el acuerdo entre su padre y Franco, hasta 1993, con la muerte de Don Juan de Borbón. La miniserie ha concluido su trabajo de rodaje en El Puerto de Santa María y ahora prosigue en Toledo y en varias localidades del País Vasco. En las instalaciones de Puerto Sherry atracaron los barcos que aparecerán en el primero de los tres capítulos de la producción de Videomedia, que se desplaza con un equipo técnico que en su mayor parte ha trabajado en los doce años de Hospital Central, serie que está a punto de cerrar su ciclo por completo tras veinte temporadas.

"En esta ficción vamos a conocer la biografía del Rey más allá de la imagen campechana que se suele tener de él; del drama de su niñez y juventud y de sus tensiones con su padre por la sucesión", explica Gil vestido con esmoquin blanco para una escena de su luna de miel con doña Sofía. Cristina Brondo encarna a la Reina, en unas tramas donde también se hablará del romance de los entonces príncipes y de los amores juveniles que tuvo don Juan Carlos. Las playas de El Puerto también ha sido paisaje para algunos momentos rosas de esta ficción dirigida por Norberto Tito López Amado y que Telecinco podría estrenar incluso a finales de esta temporada, la próxima primavera. La grabación comenzó el pasado 21 y anteriormente a El Puerto se rodó en Sintra y en Estoril, la ciudad donde estuvo exiliada la familia, grabando en la propia Villa Giralda y en el Hotel Palacio, y el trabajo se prolongará durante tres meses.

El pulso entre el conde de Barcelona y quien fue el príncipe de España, sucesor designado por Franco, marcan un "drama shakesperiano", como aborda la productora la historia de El Rey. Telecinco aprovecharía la emisión de estos tres capítulos de 70 minutos con sendas noches especiales de debates en torno a estos años cruciales en la vida de don Juan Carlos. Hay materia de sobra, en lo político, en lo personal y en lo sentimental, en un periodo que abarca 45 años. La mayoría de los protagonistas tendrán que recibir prolongadas sesiones de maquillaje para el progresivo envejecimiento de sus personajes.

Quien sonríe con unas facciones que recuerdan a Franco es Paco Merino, que encarna por primera vez al dictador, a un espectador que le vio muchas veces en Estudio 1.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios