El Gobierno no tiene calendario para la TDT de pago de Jaume Roures

  • El secretario de Telecomunicaciones avisa de que Mediapro necesita además el consenso de las cadenas, y recomienda a los ayuntamientos que opten por internet en lugar del despilfarro en televisiones locales

Francisco Ros, secretario de Estado de Telecomunicaciones, señala que el Gobierno aún no ha establecido un calendario para implantar canales de TDT de pago, que en estos momentos serían factibles de forma técnica pero que no estarían regulados por un código de explotación. El proyecto lanzado por Mediapro, la productora que controla la mayoría de los derechos de los clubes profesionales de fútbol, encuentra por ahora el obstáculo legal, que en principio parece complicado salvar. Ros aclaraba ayer en los cursos de verano de la Complutense que una propuesta normativa para la TDT de pago tiene que partir de la iniciativa privada a través de un consenso entre los principales operadores. Una taquilla de eventos en lo que es hasta ahora un espectro de canales gratuitos ha suscitado un airado debate entre las cadenas. Mediaset, la empresa italiana que controla Telecinco, se opone abiertamente a los canales de pago en la TDT, y Sogecable (Cuatro y Digital +) muestra grandes reticencias, además de estar enfrentada judicialmente con Mediapro sobre la gestión de los derechos de la Liga ya que la supervivencia de la plataforma digital pasa por contar grandes eventos en pay per view. Antena 3 es la única que por ahora apoya a la propuesta de Mediapro, refrendada por el canal del que es accionista, La Sexta. Roures propone en la TDT un canal de pago de fútbol cuyos partidos tendrían un precio para el espectador de 1 euro, una cantidad que rompería realmente el mercado del fútbol a la carta.

Ros insistía ayer que por ahora "no es posible" la oferta de pago en la Digital Terrestre si no media un acuerdo entre las empresas. El secretario de estado clausuraba en El Escorial el seminario sobre la televisión del futuro y admitió que la oferta de canales previstos para el "encendido digital" de 2010, que en algunas demarcaciones superaría las 40 señales, es demasiado amplio, de ahí las dudas de rentabilidad pronunciadas por algunos licenciatarios. "Hace unos años había una fiebre porque todo el mundo, todos los alcaldes y constructores, querían salir por la tele. Después se ha demostrado que hacer una Televisión atractiva cuesta mucho", explicó Ros sobre el contexto del afán por las concesiones que surgió hace un trienio y que parece desvanecerse con la fragmentación y la crisis. A cambio recomienda que aquellos ayuntamientos que están desbordados por el alto coste de sus cadenas locales utilicen internet, un soporte más barato, que puede llegar a ser más eficaz y cercano para los ciudadanos, y que no depende de demarcaciones. También sugirió que se devolvieran aquellas concesiones que no fueran rentables, ya que "una especulación con la licencia" tampoco se vislumbra como una salida adecuada. Sobre las emisoras locales el secretario de estado abundó en que la única condición en que las convierte en legales es contar con la licencia digital. Insistió en que el apagón de 2010 cerrará todas las señales analógicas, sin posibilidad de continuar en esa franja. Y a su vez subrayó que no habrá retrasos ni moratorias para que la TDT se imponga en exclusiva. No se seguirá el juego de "aquellos que quieren retrasar" la puesta en marcha de la televisión del futuro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios