"Fama' es mi familia y 'Pekín', las vacaciones"

  • Paula Vázquez no para y enlaza el final de su 'reality' de viajes con el inicio del concurso de baile

Paula Vázquez dormía en una furgoneta mientras un compañero conducía. Habían pasado varias horas desde que el sueño le venció. Y cuando despertó y se acomodó en el asiento, todavía creía que estaba soñando. La gran muralla china se alzaba ante ella.

Ese despertar fue el mejor momento de la presentadora en Pekín Express. Cuando desveló el nombre de los ganadores es el otro instante que recuerda con emoción. Eso lo verán ustedes esta noche, aunque lo que quizá no muestren las últimas imágenes de Pekín Express es que Paula Vázquez se abrazó a la directora y lloró. Ponía fin a 45 días de viaje.

Y mañana, otra aventura. La presentadora inaugura en la tarde de Cuatro la segunda temporada de Fama, ¡a bailar!

-Pekín Express'o Fama. ¿Con cuál se queda?

-Imposible responder a esa pregunta. Fama significa familia y lo necesito como respirar. Y Pekín Express es como las vacaciones pagadas. Es un programa difícil, pero no puedo prescindir de él. Sería como elegir entre el invierno y el verano.

-En ambos pasa mucho tiempo con los concursantes. ¿Llega a hacerse amiga de ellos?

-No suelo tener relación con los concursantes después, pero en el caso de Pekín Express, he mantenido el contacto con Idoia y con Ainhoa, para saber cómo les va, y con algún otro de manera esporádica, pero por la hermandad que supone viajar en esas condiciones.

-Mario dijo que se lleva muy buen recuerdo de usted...

-¡Qué lindo! Mario y Carlos han sido el temple, los que llegaban dos horas antes a la meta con una pasividad y una alegría... a mí siempre me traían flores.

-¿Presentará la segunda edición de Pekín Express?

-¡Ojalá! Si las condiciones lo permiten, por las fechas de grabación y el país que se elija. Eso no está decidido, porque no creo que sigamos las rutas de otros países.

-Otras televisiones han hecho la ruta por Sudamérica. En el caso de España eso sería jugar con ventaja...

-Sí, yo también lo pienso. Pero por otro lado creo que el programa ganaría. Ellos tienen que buscarse la vida igual y con las charlas mejoraría mucho el reality. El hecho de que en esta edición se manejaran con tres frases, que eran por favor, gracias y llévame aquí, podía resultar insulso.

-Uno de los peores momentos de Pekín Express fue el abandono de Idoia. ¿Cómo lo vivió el equipo?

-Teníamos claro que lo que no podíamos hacer era censurar la palabra cáncer. Es una enfermedad que se supera y es muy habitual en la sociedad. Todos conocemos a alguien cercano que ha pasado por una situación así. Me parece que se trató muy bien. En ese momento no nos dio tiempo a calcular cómo lo íbamos a hacer. Se grabó, se editó y creo que no se hizo sangre. Lo sabíamos desde junio. Si hubiéramos querido cebarnos, lo podríamos haber hecho. Lo único que queríamos es que ella se diera cuenta de que esto era un concurso y que lo más importante es que estuviera donde le pudieran garantizar la asistencia médica.

-¿Se hubiera tratado igual la enfermedad de Idoia en otra cadena?

-Te aseguro que no.

-Hablemos de Fama, la nueva profesora también se llama Paula Vázquez, ¡qué casualidad!

-Sí. A ella la suelen llamar Pau. Dará para muchas anécdotas. Lo que te puedo decir de ella es que tiene muchísimo mérito, porque ha pasado unas pruebas de selección brutales.

-Y también tendrán a Álex, ex concursante, como profesor. ¿Alguna novedad más?

-Hay partes del programa que se han perfilado como, por ejemplo, que van a tener exámenes y podrán aprobar y suspender. Además, vendrán a dar clases magistrales artistas de talla internacional y podrán bailar con ellos. Y, por supuesto, vamos a improvisar, es la esencia de este programa.

-En Cuatro todo lo que ha hecho ha funcionado, ¿la han atado bien?

-La verdad es que me siento muy querida en Cuatro.

-Según un rumor, usted dará las campanadas en Cuatro.

-Eso me han dicho, pero me falta la confirmación definitiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios