NUEVOS SOPORTES

El sucesor del papel

  • El nuevo dispositivo electrónico Papyre amenaza con desbancar al libro tradicional como soporte de lectura. Una empresa granadina ha introducido este modelo en España, más barato y ecológico

Comentarios 2

La innovación tecnológica continúa su crecimiento con relevantes aportaciones en favor de la difusión mundial de la información y el conocimiento. El e-Reader (Papyre) es un dispositivo de tamaño folio que permite al usuario visualizar libros electrónicos, eBooks, de una forma relativamente similar a como se leen las obras en papel. Aunque podría parecer que esto ya era posible hasta ahora con cualquier procesador de texto o navegador de internet, este nuevo dispositivo incorpora multitud de características diseñadas para satisfacer a los lectores que, acostumbrados al libro físico, notan grandes deficiencias a la hora de leer literatura a través de una pantalla. Por ello, este soporte electrónico, que comercializan Sony y Microsoft en EEUU (con más de 500.000 aparatos vendidos) y que ya ha entrado en nuestro país, ofrece al lector un interface más agradable a la vista y más fácil de usar que la de los procesadores de texto comunes.

Juan González de la Cámara, fundador de Grammata, empresa que ha introducido el Papyre 6.1 en España, expone que además de las ventajas que supone la tinta electrónica como la de no cansar la vista, con este nuevo soporte de lectura, es posible llevar más de 4.000 libros en el bolsillo, hacer anotaciones, resaltar textos, establecer marcadores o, incluso, usar la función de lectura por medio de audio. El empresario granadino, que fundó en el año 2002 Facthor Innovación con el lema “Hacia la empresa sin papel”, explica que ya ha llegado a un acuerdo con la Universidad de Granada para incluir el Papyre en las bibliotecas y que incluso para septiembre estará listo el Papyre Escolar, con la Wikipedia del estudiante y diccionarios de Español, Francés e Inglés. “Se trata de sustituir la mochila cargada de libros por un aparato electrónico, porque, el futuro del libro pasa ineludiblemente por estos dispositivos”, sentencia De la Cámara.

Si la aparición de la imprenta y la multiplicación de copias supusieron un decisivo paso para la reducción de costes y el acceso a la cultura, los libros virtuales (e-books) y los nuevos instrumentos de lectura (Papyre), aún en fase de experimetación, podrían suponer, según los expertos, el redescubrimiento de la creatividad de todo tipo de ilustraciones gráficas sin costes adicionales de reproducción. Antonio Manfredi, periodista especializado en nuevas tecnologías, que augura el final del libro “cuando se desarrolle por completo el soporte virtual”, hace hincapié en el factor ecológico que supondría este avance, ya que “no hay que perder de vista que el libro tiene un elemento negativo añadido, el consumo de celulosa, una materia finita que además conlleva gastos acumulados”.Al eliminar intermediarios y disminuir drásticamente los gastos de producción del libro: estudio de demanda, impresión, almacenamiento, transporte, distribución y retirada, los consumidores pueden engullir literatura por un precio realmente bajo. Existen portales de internet en los que el usuario puede descargar libros, escogiendo entre un amplio abanico de títulos en edición digital a un precio sensiblemente inferior al de sus hermanos en papel, como la Divina Comedia de Dante Alighieri, cuyo precio de descarga es de 2,50 euros, o Crimen y Castigo, del autor ruso Dostoievski al precio de dos euros.

Para los editores, el nuevo formato también tiene muchas ventajas. Por ejemplo, con E-reader es posible la autentificación del usuario y la encriptación y certificación de las obras, de tal forma que un título sólo pueda leerse por quien lo ha pagado, siempre que sea publica do con fines comerciales. De este modo, los editores también podrían comprobar de forma fehaciente que sus clientes potenciales crecen de forma acelerada a medida que la implantación de internet se multiplica, lo que puede animarles a abrazar este nuevo formato.

Aún es pronto para predecir si la evolución de estos soportes seguirá la línea de las 5 P: piedra, papiro, pergamino, papel y Papyre.

LOS MODELOS

-Papyre 6.1. (184x120). 220 gramos, pantalla de 6 pulgadas con tecnología Vizplex, incluye buscador de páginas, con una batería de 10.000 pasos de página y una capacidad de almacenamiento de 4000 libros (4 GB más 512 Mb de memoria interna). Se vende con Tarjeta SD de 1 GB con una colección de 400 libros, al precio de 299 euros, en tiendas Facthor, Hipercor y Alcampo.

-Iliad. (217x155). 389 gramos, pantalla de 8.1 pulgadas, con una resolución de 1.024x768 píxeles, 16 niveles de grises, 12 h. de batería y memoria interna de 128 MB. La pantalla táctil tipo “Wacom” permite escribir y hacer anotaciones. Este soporte se comercializa en algunas tiendas Media Mark por 599 euros.

-Sony Reader. (175 x124). 255 gramos, pantalla de 6 pulgadas, con una resolución de 800x600 píxeles 16 niveles de grises, 7500 páginas de batería, sin pantalla táctil y memoria de 192 MB. Este soporte de Sony, que podemos ver en la parte inferior de la página, se vende en EEUU al precio de 350 dólares. También en Gran Bretaña, donde está teniendo un nivel de ventas abultado. Sony prevé su comercialización en España para próximas fechas.

-Cybook. (181x118). 174 gramos, pantalla de 6 pulgadas, con una resolución de 800x600 píxeles, 4 niveles de grises, 8000 páginas de batería, sin pantalla táctil y memoria de 64 MB.

-Starebook. (210x159). 480 gramos, pantalla de 7.5 pulgadas, con una resolución de 800x600 píxeles, 4 niveles de grises, 13.500 páginas de batería, pantalla táctil y memoria interna de 32 MB.

-Flepia. (tamaño folio A-4). 325 gramos, con una resolución de 1.024x768 píxeles, a color, 50 h. de batería, pantalla táctil y memoria interna de 128MB.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios